Árboles nutritivos

Árboles nutritivos, fuente de salud y bienestar

Las frutas tienen una función indispensable para nuestra salud y bienestar; son fuente de fibra, vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, además de que sus propiedades organolépticas (sabor, aroma, color, textura) las hacen atractivas para su degustación.

Los árboles frutales son fuente alimentaria directa para la población rural o urbana, se aprovechan desde hace miles de años, por eso también se les designa como árboles nutritivos que pueden estar en huertos caseros o jardines.

Además de proporcionar alimento, nos siguen dando servicios ambientales tales como la sombra, humedecen el ambiente, oxigenan el aire, disminuye la contaminación, reducen el ruido, son refugio para animales y embellecen el paisaje.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) estima que los árboles también tienen funciones sociales, económicas y ambientales que contribuyen a la subsistencia y a los ingresos familiares, participan en el funcionamiento de las economías nacionales e internacionales y favorecen la conservación y sostenibilidad de los recursos.

Con este contexto y ante la disminución del consumo de estos alimentos en estado natural por la preferencia de las personas a productos alimenticios procesados, se estableció el 4 de agosto como el Día Latinoamericano de las Frutas para incentivar el consumo de frutas y verduras entre la población.

Y es que cada una de las frutas tiene un valor energético distinto; basan su contenido calórico en hidratos de carbono (fructosa, glucosa, sacarosa); tienen poca grasa (con excepción del coco y aguacate); y poseen proteínas indispensables para el ser humano (leucina, isoleucina, valina, treonina, triptófano, metionina, lisina, fenilalanina, histidina y arginina).

Nada supera el sabor de las frutas maduras y jugosas recogidas directamente del árbol. Pero para aquellos de nosotros que tenemos un pequeño jardín, es difícil imaginar nuestros patios traseros sin un exuberante huerto repleto de frutas maduras.

Las frutas cítricas son quizás las más fáciles de cultivar en zonas tropicales porque son bastante resistentes al calor, como limones, limas, naranjas, toronjas y mandarinas.

¿Qué pasa con las manzanas, duraznos, peras, ciruelas y albaricoques? ¿O bayas y uvas?

Créalo o no con la selección correcta de cultivares y un poco de cuidado, todos pueden cultivarse dependiendo del clima en que vivas.

¡Aquí 8 consejos de jardinería que te harán la vida más fácil y que la cosecha de frutas de tu jardín sea aún más dulce!

  1. Fertilice en el momento adecuado: saber cuándo fertilizar sus árboles frutales puede marcar una gran diferencia en su crecimiento y rendimiento. La primavera es el momento perfecto para aplicar fertilizantes, pero debe saltear el año de siembra. Para equilibrar el suelo, se deben usar fertilizantes orgánicos como el estiércol animal o el compost. Nunca use estiércol fresco en árboles frutales.
  2. Controle la exposición al sol: los árboles como los cerezos, las manzanas, las nectarinas y los duraznos disfrutan del calor, pero el calor extremo del desierto puede detener su crecimiento.
  3. Para aprovechar al máximo sus árboles frutales, no permita que den frutos en sus primeros 1-2 años. De esa forma, los árboles invertirán toda su energía en crecer, produciendo una cosecha más grande y sabrosa en el futuro.
  4. Riegue correctamente: regar sus árboles frutales es un asunto esencial pero complicado. Los árboles recién plantados necesitan riego más frecuente hasta que estén bien enraizados. Regar demasiado las plantas durante la primavera puede causar hojas amarillas, pudrición de las raíces y anegamiento.
  5. Esté atento a la acumulación de agua: los árboles frutales son susceptibles a la infección por hongos. Por lo tanto, debe tener especial cuidado de no dejar que sus árboles estén en zonas inundadas de agua alrededor.
  6. Cubre con una malla los árboles nutritivos en época de cosecha. Para evitar que los pájaros acaben con tus frutos, cubre y protege con una malla el árbol apenas vea que empieza a florecer y producir frutas.
  7. Mantenga alejadas las plagas: insectos e insectos que pueden deshacer sus meses de arduo trabajo, así que asegúrese de rociarlos con insecticidas orgánicos a intervalos regulares. ¿Quiere mantenerse alejado de los aerosoles químicos? Tenemos una receta efectiva para el aerosol de insectos para todo uso que puede preparar fácilmente en casa con no más de dos ingredientes. Para hacer un gran lote de este aerosol, mezcle 2 cucharadas de jabón líquido de castilla de menta con 1 galón de agua y vierta la solución en botellas de aerosol. También puedes sembrar citronelas alrededor para espantar a los mosquitos de forma natural, sin químicos tóxicos a tu salud o el ambiente.
  1. Tipos de árboles endémicos. Miles de años de evolución hablan por sí mismos. Un árbol que ha evolucionado en tu zona está perfectamente adaptado a tu clima, y puede absorber los nutrientes de forma efectiva y brindarte los frutos más tiernos, por la mayor cantidad de tiempo.

Un árbol de frutos no endémico va a requerir cuidado especial y es más susceptible a plagas y enfermedades.

También el sabor de las frutas puede variar por el suelo y los procesos que se emplean para su cultivo; mientras que sus propiedades se ven afectadas por el almacenamiento, la luz, el oxígeno, el calor, la acidez y los microorganismos.

Cada uno de los frutos de la naturaleza son distintos; su sabor, textura, color, forma y olor dependen de muchos factores, así que la próxima vez que te lleves una a la boca recuerda que estás por degustar una experiencia única en la que han influido un sinfín de procesos metabólicos.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under frutas bosques

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios