El bosque de pinos de Amecameca

Comienza tu Navidad con consciencia ecológica en El bosque de pinos de Amecameca

Disfrutar de un precioso árbol de navidad natural puede ser no sólo motivo de alegría por los regalos que éste cobijara debajo de sus ramos, puede ser la ocasión ideal para compartir una consciencia ecológica con tu familia.

Este vivero natural, uno de los más grandes del mundo abre sus puertas este fin de semana para que elijas tu propio árbol de navidad, pero manteniendo sus raíces y tronco para la sustentabilidad del bosque.

Más de dos millones 450 mil pinos están a las faldas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl, rodeados de una exhuberante fauna dónde puedes llevar a tus hijos no sólo a escoger su propio árbol, sino a compartir con ciervos rojos, importados de Nueva Zelanda, llamas, ponys, avestruces, cerditos, cabras miniatura, patos, ardillas, conejos y pájaros de muchas especies. En la reserva forestal incluso puede ver el ave nacional de México, el Águila real; o quizás avistar un conejo de los volcanes o Teporingo.

Este parque fue fundado en 1960 por Ernesto Maurer, quien se dio a la tarea de convertir un lugar árido en un bosque espectacular. Es además una fuente de empleo, no sólo para quienes lo siembran, sino para todos aquellos que le brindan cuidados al bosque.

Puedes visitar aquí el Centro Nacional de Enseñanza Ambiental, el cual promueve la reforestación y ofrece recorridos a los estudiantes, quienes reciben instrucciones de cómo plantar sus árboles y son obsequiados por un pino vivo y semillas de Cedro Blanco.

Al finalizar las navidades es importante que tengas en consideración devolver a la naturaleza los recursos que de ella extraemos. Es por eso que existen diferentes planes de conservación en la Ciudad de México con múltiples centros de acopio para el reciclaje de los árboles de navidad naturales usados. Los mismos son convertidos en composta que nuestros campos tanto requieren para no desgastar los suelos, en una suerte de economía circular.

Comienza tu Navidad en Amecameca con la compra de pinos de navidad naturales. Árbol por árbol vamos creando no sólo una bella navidad para recordar, sino que estimulamos en nuestros hijos desde temprana edad una conciencia ecológica de por vida.

La creación de pulmones naturales cercanos a las ciudades como forma de filtrar el aire contaminado es una prioridad para el desarrollo sostenible de las comunidades aledañas, de las ciudades mismas y prevenir la degradación ambiental al extraer recursos sin devolver la misma cantidad o más de lo que sacamos.

Quieres saber más de cómo llegar? Visita el Bosque de Navidad.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under sustentabilidad, pinos

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios