fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
australian bilby

¿Cómo se extinguen los animales?

La consciencia acerca de la existencia y conservación de las especies se ha vuelto importante en los últimos años gracias a la difusión de la ciencia, la tecnología, la medicina y la educación. 

Hay literalmente millones de especies en todo el mundo, pero algunas se han extinguido debido a los humanos, pero otros resultaron perecieron por algún daño que su población no pudo sobrevivir.

extinct animals

Un ejemplo de cómo los humanos pueden contribuir a la extinción de un animal es a través de la caza. La caza es un componente vital de la cultura y la vida humanas, ya que proporciona comida, ropa, refugio y otras necesidades. Sin embargo, la caza debe realizarse con sumo cuidado y precaución para evitar daños irreparables o incluso la extinción total de una especie. Hay muchas especies que se han extinguido debido a la caza indiscriminada a lo largo de los años. 

El primer animal extinto de esta lista es el tigre de Tasmania. El tigre gigante de Tasmania fue uno de los animales más grandes y en peligro de extinción de Australia hasta finales de la década de 1970. 

Unas pocas palabras sobre la extinción en general. Ocurre cuando hay una marcada disminución en la abundancia o población de la especie. En el caso de que los animales se extingan, debe haber una disminución masiva en su número para que sea una verdadera extinción. 

Aunque puede que no suceda a un ritmo rápido, ocurre a un ritmo lento. Ha habido varios casos en los que ciertas especies se han extinguido por causas naturales como desastres naturales, enfermedades o guerras. Algunas especies pueden extinguirse debido a actividades humanas como la minería, la caza y el desarrollo.

Entre los muchos animales extintos enumerados aquí, el mamut lanudo es probablemente el más interesante. El mamut lanudo vivió hace unos siete millones de años y era uno de los animales más grandes en ese momento. Era un animal de sangre caliente y se alimentaba de vegetación en su hábitat natural.

Hay varias razones por las que algunas especies se extinguen. Estos incluyen: reducción de la población, enfermedades o una rápida disminución de su capacidad reproductiva. Cuando una clase de animales se extingue, otros animales dependientes de ellos en la cadena alimenticia se ven afectados.

Un ejemplo de una especie en peligro de extinción son los marsupiales australianos, que están en peligro de extinción. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que las poblaciones de estos animales están aumentando en ciertas partes de Australia. Además, el número de avistamientos informados de tilacinos ha aumentado drásticamente. Si bien hay algunas especulaciones sobre qué ha causado el aumento de la población, los especialistas en extinción creen que su disminución puede deberse a la disminución de la capa de ozono y al calentamiento global.

Aunque no todos los eventos de extinción son repentinos, generalmente ocurren durante un largo período de tiempo. Esto es lo que dificulta determinar qué tan rápido se extingue un animal. Algunos tipos de mamíferos o plantas pueden extinguirse durante miles de años antes de ser redescubiertos. Esto explica por qué es importante prestar atención a los signos de peligro, especialmente en el caso de determinadas plantas y animales.

Un ejemplo de una planta o animal que se considera en peligro de extinción es el rinoceronte negro. El rinoceronte negro fue declarado animal extinto por primera vez en 1997. Debido a la amenaza que representa este animal para la agricultura, la caza furtiva y la falta de cuernos de rinoceronte negro, se ha vuelto difícil criarlos en cautiverio. Como resultado, su número ha disminuido drásticamente y al ritmo al que están desapareciendo, no se volverán a ver en un futuro próximo.

El Bilby Australiano. Un ejemplo de cómo podemos evitar la extinción de una especie.

El bilby de patas negras es muy singular entre los bilby australianos y pertenece a una especie completamente diferente. 

El Bilby australiano es un cazador nocturno, es decir que se alimenta de noche, principalmente cazan pequeños animales como serpientes, lagartos, camaleones, milpiés, garrapatas, mosquitos y otras criaturas nocturnas. 

El Bilby australiano es más pequeño y pesa hasta 10 libras, y tiene un cuerpo grisáceo, patas negras, cola negra y orejas y cara grises. Tienen rayas rojas en la cola, pelaje gris y ojos de color marrón oscuro. 

A diferencia de otros Bilby australianos, el Bilby de patas negras es un cazador solitario. Viven en grandes manadas y prefieren los climas frescos y secos. Es por eso que se encuentran principalmente en las áreas del norte de Australia. 

Esta especie es una de las especies australianas más raras de Bilby; quedaban menos de 100 en libertad hasta que esfuerzos en los últimos años han recuperado su población. De ser aun animal catalogado como casi extinto, ha subido en los listados a en “riesgo” de extinción.

La dieta del Bilby australiano incluye dietas omnívoras que incluyen frutas y semillas, así como pequeños mamíferos, insectos y carroña.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *