fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
El Ajusco

El Ajusco, pulmón natural de Ciudad de México.

La conservación de las cadenas montañosas que rodean A CDMX, y en especial el Ajusco son la única garantía de aire puro.

El Parque Nacional El Ajusco, es un pulmón que oxigena el valle, parte del sistema montañoso de la Ciudad de México. A tan sólo unos minutos por periférico, al sur de la ciudad, sus 920 hectáreas están llenas de pinos, encinos y otras especies de árboles que oxigenan el aire, y brinda a los visitantes una experiencia de cercanía a la naturaleza que desestresa todos los sentidos.

Para el turista que busca aventuras, el Parque Nacional ofrece a través de su Ruta Verde  un sin fin de actividades. Hasta ahora el gotcha era el más conocido, sin embargo los pobladores de la zona, principales embajadores y guardianes de este bosque, han incorporado actividades como el rappel, el ciclismo de montaña, paseos a caballo, cursos de supervivencia, y rutas de paseo a través de la montaña; todas ellas con la mayor seguridad y debidamente equipadas para que el visitante se lleve la mejor de las experiencias.

En sus laderas no hay ríos, sin embargo los manantiales de aguas subterráneas se asoman a la superficie, y junto con la biodiversidad única de la zona entrarás en contacto con la naturaleza de primera mano. Podrás por lo demás ver Venados de cola blanca, zorrillos, musarañas, gatos monteses, comadrejas, murciélagos, golondrinas, reyezuelos, azulejos y demás animales endémicos interactuando libres en su ambiente, lejos de la experiencia de zoológicos donde se comportan de forma nerviosa y diferente a su realidad.

Si deseas hacer senderismo por el Ajusco,  puedes hacer la ruta de los volcanes, e incluso caminar por en medio de las plantaciones de árboles de navidad que los pobladores han sembrado y explotan con conciencia para su beneficio.

Así mismo, el parque es un punto ideal para practicar el ciclismo de montaña por lo empinado de la carretera Picacho Ajusco, pero rodeado de naturaleza y aire puro.

La vista de El Ajusco es sencillamente abrumadora, sus paisajes son un aliciente al espíritu inquieto de la ciudad, ver el Pico El Águila con sus 3,900 metros de altitud nos hace recordar cuán magnífica es la naturaleza y que de alguna forma siempre hemos pertenecido a ella.

Para hacer ecoturismo no tienes que ir muy lejos, por Periférico en Tlalpan, a unos minutos de la ciudad tienes un pedacito de bosque que es tuyo. Explora , intégrate y conserva tu medio ambiente.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
fb-share-icon33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *