cisnes

El amor fluye entre los animales

El amor en el reino animal se vive en todas las épocas del año, tienden a enamorarse a primera vista y no está relacionado con la necesidad inmediata de copular y aunque muchos creen que lo hacen sólo para aparearse, algunos estudios han demostrado que el amor, el afecto y el cariño no son únicas de la especie humana.

El mismísimo Charles Darwin, en su teoría de la evolución lo plantea.

Charles sostenía que las aves se enamoran unas de otras y que animales de especies superiores comparten pasiones, afectos y emociones similares, incluso las más complejas, tales como los celos, la sospecha, la emulación o la gratitud.

Los animales tienen actitudes distintivas al seleccionar a sus parejas y hay especies que hacen de la fidelidad una forma de vida.

Un acto muy importante es el ritual del cortejo, el macho muestra sus características, muestras de agilidad, fuerza, o caricias y gestos afectuosos como cantos, vuelos y exhibiciones centradas en la belleza. La hembra utiliza sus capacidades instintivas para escoger a su pareja ideal, todo para proteger y priorizar la salud de las futuras generaciones.

Algunos ejemplos de la fidelidad y amor en la naturaleza:

  • Los topillos de la pradera: los topillos de la pradera son casi el epítome de una relación animal feliz y saludable. Las criaturas, del tamaño de un hámster, solo viven uno o dos años, pero son monógamas durante ese tiempo. Una vez que conocen a un miembro del sexo opuesto, las feromonas los ayudan a prepararse para el apareamiento. Después del apareamiento, muestran amor al acurrucarse juntos e incluso se les ha visto respirar al unísono, y los estudios incluso han demostrado que dan abrazos y besos cuando la pareja está estresada. Los topillos de la pradera son presas populares de serpientes, halcones y similares, pero alrededor del 80 por ciento de los topillos que pierden un compañero no encuentran otro en el resto de su vida.
  • Venado de cola blanca: el venado de cola blanca es polígamo, lo que significa que se aparean con más de un venado del sexo opuesto, no construyen unidades familiares y no se unen. Para ser seleccionados por las hembras, compiten con otros machos en luchas donde topan sus cuernos agresivamente para demostrar su fortaleza.La temporada de cría se llama rutina, y está centralizada en el olor. Un macho encontrará una cierva que está lista para reproducirse y se quedará con ella durante varias horas o incluso días.
  • Conejos de cola de algodón: los conejos de cola de algodón también son polígamos, y sus cortejos pueden ser bastante obvios para aquellos que están prestando atención. Antes del apareamiento, los machos y las hembras retozarán, lo que incluye correr, competir, saltar o incluso pelear. Algunos científicos piensan que estos deportes son para que los conejos prueben entre sí que son saludables y fuertes.
  • Las águilas pescadoras son casi siempre monógamas, aunque reemplazarán a un compañero si uno se enferma o ya no puede reproducirse. Al cortejar en el sitio del nido, un macho colgará sus piernas con un pez o material de anidación en sus garras y volará sobre su cabeza mientras llama y regresa en círculos al nido.Durante el cortejo, los machos también alimentarán a las hembras, y ella pedirá comida a través de los movimientos de su cuerpo sosteniendo su cuerpo horizontalmente, hinchando las plumas de su cresta y manteniendo sus alas cerca de su cuerpo. Sin embargo, la alimentación de cortejo no ocurre al mismo tiempo que la procreación.
  • Coyotes: los coyotes son monógamos estacionalmente, y las parejas pueden permanecer juntas más de un año. Las parejas pueden mostrar comportamientos de cortejo, como arreglarse, jugar y luchar, perseguirse o golpearse y golpearse la cadera. También se olfatearán y lamerán, y una hembra puede incluso posicionarse frente a su pareja para decirle que está lista.
  • Los cisnes trompetistas pueden no anidar después del cortejo, pero pueden pasar un par de años juntos antes del primer intento de procreación.Los rituales de cortejo del cisne trompetista parecen parejas que se inclinan ante un baile en un baile elegante. Los cisnes seleccionan un compañero de vida de unos dos o cuatro años, y nadarán juntos, se sacudirán la cabeza, volarán en el agua y cantarán durante este tiempo de cortejo.
  • Las marsopas nadan en tándem, una encima de la otra, acariciándose y moviendo los labios en la boca entregada de la pareja. Y el oso pardo arrima su hocico y resopla en la oreja de la hembra, implorando su pláceme.

Además, los seres humanos no son los únicos que saben besar. Los chimpancés, los zorros o las palomas también lo hacen.

Por su parte, las aves son la especie más fiel de la fauna, por ejemplo el cisne, los albatros, las tórtolas, las lechuzas, los gansos, el cóndor, la grulla, el águila y el buitre son algunos de los que forman pareja de por vida y se juran amor eterno.

Sin duda cada día tenemos algo que aprender de los animales, pero es importante salvaguardarlos así como su hábitat.

Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under amor reino animal

ebay-espana-ecoturismo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios