fbpx
cotorras del sol

El loro del sol. Llamativo por sus colores y su elocuencia

Las cotorras del sol alegran con su colorido y con un parloteo tenaz.

De tonos amarillos y naranja explosivos, los “soles” son conocidos por su hablar, que puede a veces estridente, así como por su alegría y curiosida.

Su expectativa de vida no es tan alta como la del loro gris del Congo, pues tan sólo llega hasta los 20 años; mientras su contraparte monocolor llega a más de 50 años de edad.

Como el arcoiris, el perico del sol cambia de colores

Los loros del sol cuando son pequeños pueden ser confundidos con un janday, pues tienen el mismo color verde; sin embargo a medida que crecen sus colores evolucionan en un naranja intenso.

Y aunque entre hembras y machos no hay grandes diferencias que saltan a la vista, las plumas de la cola de la hembra pueden ser un poco más cortas y su cabeza un tanto más pequeña y redondeada.

El perico Sun Conure suele oscilar cerca de  la marca de los 30 centímetros y puede pesar unos 150 gramos.

Su alimentación al igual que sus primas las guacamayas varía desde frutas a semillas de flores como el girasol.

Un ave tropical.

Las aves tropicales viven en zonas templadas y húmedas del trópico. Y una de las características que las hacen tan llamativas, y codiciadas por los traficantes de animales, son su colorido y formas tan peculiares como las del Cálao Rinoceronte o el Tucán.

El conure solar es sudamericano, oriundo de la zona comprendida entre Venezuela, el norte de Brasil y Guyana, donde comparten territorio con otras aves tropicales como la guacamaya o el tucán.

Cuidado y alimentación

Estas aves de compañía suelen estar en bandadas, no son solitarias. Por lo que si llegas a tener alguna, no le gusta estar sola, necesita compañía; mucha compañía.

Así mismo por su longevidad necesita de un dueño comprometido con su cuidado y nutrición. Semillas, frutas y verduras en balance, asegurará una larga vida a tu loro, así como visitas al veterinario.

Las aratinga solstitialis necesitan también suficiente espacio para moverse. No son aves para estar confinadas en pequeños espacios, pues esto afecta no sólo su ánimo sino su salud. De hecho, las cotorras más saludables son las que están en completa libertad.

El confinamiento puede llevar a la depresión y al sobrepeso, reduciendo su expectativa de vida.

Si amas la naturaleza te animamos a que viajes, agarres un par de binoculares y disfrutes de las aves en su entorno. Hacer ecoturismo no sólo ayuda a mantener las reservas ecológicas para las aves y demás especies, sino a la naturaleza misma.

Si no puedes viajar, hay muchas formas de poder gozar de aves como ésta, pero en libertad. Si tienes una azotea, conviértela al igual que tu balcón en un santuario de aves, sembrando flores y plantas, así como poniendo comederos para especies como el colibrí que llegará a ti tan pronto le hagas un lugar para ellas.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k
fb-share-icon1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.