fbpx
australian huskie

El perro esquimal australiano o Australian Husky es una excelente mascota familiar y de trabajo.

Es una raza sana, activa e inteligente que requiere mucho ejercicio y entrenamiento. 

Una mezcla entre Husky y Kelpie ha resultado en un perro con unas señas particulares que lo hacen especial en diversos tonos, pero con algo en común: Cariñoso y fuerte a la vez

Los perros esquimales australianos son un compañero o mascota ideal a largo plazo para personas con estilos de vida activos, o para dueños de granjas. Estos perros de raza mixta tienen grandes niveles de energía y son perros australianos muy enérgicos. 

Los perros esquimales australianos necesitan un dueño que esté dispuesto a comprometerse con el ejercicio y el aseo de rutina, además de estar dispuesto a proporcionar un buen hogar para esta viva raza.

Los perros esquimales australianos son una raza muy fuerte y atlética que necesita a alguien que sea capaz de realizar carreras vigorosas de larga distancia y entrenamiento de agilidad. Tienen un gran impulso de perseguir presas y deben ser entrenados en consecuencia. 

australian huskie

Los perros esquimales australianos tienen algunos problemas de salud que deben tenerse en cuenta al adoptar o comprar uno.

Los perros Australian Huskies tienen una capacidad excepcional para mantener una doble capa de pelo a lo largo de todo el año. Esta cualidad los hace susceptibles al calor, las quemaduras solares y el frío. Esta doble capa puede hacerlos sensibles a los detergentes en su piel por lo que el perro esquimal australiano debe ser adoptado por una persona que comprenda el cuidado y la preparación necesarios para esta raza.

Los Australian Huskies son una raza muy grande, pues pueden alcanzar hasta veintitrés pulgadas de altura y pesan entre sesenta y setenta libras. Son sólidos y fuertes y son capaces de realizar entrenamientos de agilidad, seguimiento y obediencia con facilidad. Los perros esquimales australianos viven un promedio de siete años en el exterior antes de comenzar a mostrar algunos signos de envejecimiento.

Una raza de carácter fuerte.

Los perros esquimales australianos tienen algunos problemas de comportamiento comunes que afectan a casi todas las razas. En particular, los perros esquimales australianos tienen un temperamento extremo y obstinado que los hace difíciles de manejar fuera de la casa a menos que hayan sido entrenados desde pequeños. Es propenso a comportamientos destructivos y antisociales con otros perros y tiende a ser demasiado afectuoso. 

La salud, consistencia y cuidado son la clave.

Los perros esquimales australianos son propensos a desarrollar problemas de salud como resfriados, displasia de cadera, problemas de la piel, defectos congénitos y afecciones oculares. 

Pueden ser un poco golosos, por lo que es importante ser rigurosos con el control de la comida, y así evitar el sobrepeso. Sin embargo, lo mejor es mantenerlos activos para controlar la obesidad en esta raza.

El peso excesivo puede ser un problema grave y puede provocar enfermedades óseas, poca longevidad e incluso cáncer.

La higiene es muy importante para estas mascotas, ya que pierden más pelo que la mayoría de las otras razas puras y también son propensas a desarrollar alergias.  El aseo y el baño también son elementos esenciales para que tu australiano luzca genial.

Los perros esquimales australianos se han criado de generación en generación y, al seleccionar solo aquellos perros que mostraban un excelente instinto de pastoreo como el Pastor Australiano y tenían buen temperamento, los perros esquimales australianos todavía son bastante propensos al sobrepeso. 

Esta raza responde al refuerzo y aliento positivos, y tienen un amor innato por la vida. Mantenga a su husky australiano activo y en forma con ejercicio regular y tendrá un compañero feliz durante muchos años.

Los perros esquimales australianos son una raza mixta ideal porque son cariñosos y extremadamente afectuosos. Se mezclan bien en familias con niños debido a su naturaleza enérgica y juguetona. 

Una vez entrenados, estos perros estarán muy ansiosos por complacer y gruñirán y ladrarán en voz alta cuando se les pida atención. La herencia genética de los Huskies lo hacen un parlanchín que se hace entender cuando lo desea con gemidos y casi balbuceos. 

Ellos son una mascota divertida y un compañero maravilloso para la persona adecuada.

Los perros esquimales australianos son un perro muy versátil. 

Se pueden usar en muchos entornos diferentes siempre que reciban suficientes necesidades de ejercicio y una socialización adecuada. Los perros esquimales australianos son una gran mascota familiar y son tan felices con los niños como con los adultos. Si está considerando adoptar un perro esquimal australiano o ya es dueño de un perro esquimal australiano, debe investigar el temperamento y las características de personalidad de cada tipo de perro que está considerando para asegurarse de que el perro que elija se adapte mejor a su estilo de vida y a sus necesidades.

El husky australiano es un maravilloso compañero de pura raza para la persona adecuada. Son una raza fuerte, leal, enérgica e inteligente que es una excelente opción para cualquiera que quiera un perro que pueda socializar y que necesite mucho ejercicio. El husky australiano es un gran perro de familia y, a menudo, los criadores lo consideran el más atlético de los pastores australianos.

Al considerar adoptar un husky australiano o tener un perro de la familia, debe investigar tanto al dueño como al perro para determinar si existen posibles problemas de salud hereditarios en su camada. 

Esta mezcla de razas, ciertamente reúne lo mejor de dos tipos de perro con un resultado excelente, por lo que adoptar una raza mixta no debería ser motivo de preocupación cuando se trata de este magnífico perro.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.