abubilla

La Abubilla. Su sonido es sinónimo de primavera

Y es esa misma tonada la que le dió nombre a la Abubilla.

De brinco en brinco, entre los árboles y el suelo, con un vuelo errático; es un ave emblemática de la estación primaveral gracias a su sonido tan peculiar.

“Up pu pu pu” el sonido que le dio nombre científico de Upupa epops

La abubilla es inconfundible. Sus colores contrastan asombrosamente con el canela, el blanco y el negro.

Es un vuelo ondulado con frecuentes y bruscos cambios de dirección, pareciera querer esquivar cualquier encuentro con un halcón Peregrino o cualquier otro depredador.

En vuelo, destaca más por una apariencia de rayas blancas y negras, y lleva el penacho de plumas desplegado.

En otros casos, se brinca. Puede trepar troncos, sin embargo, rara vez lo hace. Su pico es largo y lo usa para desenterrar las larvas que descubre mientras camina por el suelo. Reside en áreas desérticas, estepas, estepas forestales, prados, grandes regiones de árboles frutales, plantas secas.

Se desplaza entre las zonas tropicales y templadas de África y Europa y el sudeste asiático, el sudeste y este de la Península Ibérica, el Magreb y el África subsahariana, donde pasa los inviernos.

Su población es bastante estable por lo que no es una especie la cual haya sido colocada en la lista roja de la Unión Internacional para la conservación, aunque no es excusa para cuidarlas, y cuidar su entorno.

Por qué hace sus sonidos en primavera?

En primavera se escucha día y noche su monótono e insistente llamado, up-up-up, que ha contribuido a la creación del nombre científico de la abubilla. El sonido es aburrido y agudo, pero fuerte, y se emite con la garganta y el pico hinchados, inclinados sobre el pecho.

A finales de junio deja de reclamar a las hembras. Además, grazna como una llamada de atención.

La abubilla incuba en los huecos de árboles podridos, en graneros, techos, en montones de madera, en franjas de tierra con arbolitos, también de las grietas de las piedras, en muros, en pozos, incluso en aquellos por los que bebe.

Al principio es la hembra que incuba los huevos, siendo alimentada por el macho durante ese período.

Los polluelos nacen casi sin plumón, y pasan hasta 24 días siendo alimentadas con insectos en ocasiones en el nido. Después de aprender a volar, todavía pasan un breve tiempo con la familia, hasta que ya no tienen que conseguir comida de sus padres. Pronto adquieren la misma fisionomía de los adultos.

Su dieta consiste fundamentalmente en insectos como hormigas, orugas, larvas y saltamontes; sin embargo a veces incorpora a su alimentación arañas, lombrices de tierra y caracoles.

Su forma de comer es llamativa, ya que “pica” sus presas en pedazos los cuales son lanzados al aire y engullidos con precisión.

Una especie migratoria.

Para la llegada del otoño, la Abubilla migra en pequeños grupos o a veces solitaria, hacia el este de Africa, huyendo del frío; encontrándose con aves del mismo orden.

Si bien indicamos que no está ni en peligro ni amenazada, el avance del hombre hacia sus entornos naturales; así como la polución del ambiente representa cada vez más una preocupación no sólo de esta especie, sino de muchas otras que como el Frailecillo Atlántico ven reducidas sus fuentes de alimentación, impactando toda la cadena alimenticia a su alrededor.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Tagged under aves abubilla

ebay-espana-ecoturismo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios