mono capuchino

Los monos capuchinos, pequeños traviesos de las selvas tropicales

Por su pequeña calva, el mono capuchino debe su nombre a la orden franciscana.

Nativos de América Central y del Sur, los capuchinos son monos del Nuevo Mundo de la subfamilia Cebinae.

Son particularmente abundantes en Argentina, Brasil, Costa Rica, Honduras, Paraguay y Perú.

Sus hábitats incluyen bosques de tierras bajas, bosques de montaña y selvas tropicales, aunque pueden adaptarse fácilmente a lugares colonizados por humanos.

La esperanza de vida de los monos capuchinos es de 15 a 25 años en libertad y hasta 50 en cautiverio.

Estos monos son de cabeza redonda y constitución robusta, con colas prensiles de pelo completo y pulgares oponibles.

Los monos capuchinos miden de 30 a 55 centímetros (12 a 22 pulgadas) de largo, con una cola de aproximadamente la misma longitud. En promedio, pesan de 1,4 a 4 kilogramos (3 a 9 libras).

Los capuchinos son negros, marrones, beige o blanquecinos, pero su color y patrón exactos depende de la especie involucrada. Los monos capuchinos suelen ser de color marrón oscuro con un color crema / blanquecino alrededor del cuello.

Algunos de los otros primates del continente americano son el mono araña, el mono aullador y el mono platirrino, todos ellos de menor tamaño que los monos del continente americano.

Un mono bastante activo

Estos monos son diurnos y arborícolas, y corren y saltan rápidamente entre los árboles.

Frecuentan las copas de los árboles altos del bosque, pero deambulan por todo el rango vertical de su hábitat desde el suelo del bosque hasta el dosel.

Con la excepción de una siesta al mediodía, pasan todo el día buscando comida, mientras de noche duermen en los árboles, encajados entre las ramas.

Omnívoros, una característica que les ayuda a sobrevivir.

Una dieta típica de los monos capuchinos incluye frutas, insectos, hojas y pájaros pequeños. Son particularmente buenos para atrapar ranas y cascar nueces, y se sospecha que también pueden alimentarse de pequeños mamíferos.

Los capuchinos que viven cerca del agua también comen cangrejos y mariscos al romper sus caparazones con piedras.

Y esta característica, la de poderse alimentar de diversas fuentes de sustento es una de las razones por la cual su población es estable, y no se encuentra directamente en peligro como otras especies de animales directamente ligadas a su cadena alimenticia, y los cuales pueden desaparecer cuando un eslabón de la cadena trófica es roto.

Son sociales por naturaleza

Los monos capuchinos suelen vivir en grandes grupos de 10 a 35 individuos. El área de acción de las tropas cubre de 50 a 100 hectáreas (124 a 247 acres), y las personas viajan alrededor de 3 kilómetros (1,9 millas) por día dentro del rango.

Estos monos son animales territoriales, que marcan claramente un área central de su territorio con orina y la defienden de los intrusos, aunque las áreas externas pueden superponerse.

Los monos capuchinos aparentemente se reproducen en cualquier época del año, aunque en Centroamérica los nacimientos son más frecuentes durante la estación seca. La gestación dura unos seis meses y los nacimientos suelen ser únicos.

Las crías se aferran al pecho de su madre hasta que son más grandes, luego se mueven hacia su espalda. Los capuchinos machos adultos rara vez participan en el cuidado de los jóvenes. Los juveniles maduran completamente en cuatro años para las hembras y ocho años para los machos.

Los depredadores naturales incluyen jaguares, pumas, jaguarundis, coyotes, tayras, serpientes, cocodrilos y aves rapaces.

El hombre y el entorno del mono capuchino

Dado que tienen una alta tasa de reproducción y pueden adaptarse fácilmente a su entorno de vida, la pérdida del bosque no afecta negativamente a las poblaciones de monos capuchinos tanto como a otras especies, aunque la fragmentación del hábitat sigue siendo una amenaza.

Es así como la proliferación de zonas de cultivo, mediante la quema o tala de los bosques es una amenaza constante para este y otras especies que consideran a estos ecosistemas su hogar.

Recuerda, el comercio de animales exóticos generalmente se basa en la cacería ilegal, extrayendo a estos preciosos animales de sus hogares y poniendo en peligro el balance de la cadena alimenticia y el futuro de las especies. Denuncia a los comerciantes de animales y sólo apoya a aquellos zoológicos con planes de reproducción y protección de especies.

Vive tu vida en balance, vive en Equilibrium.



Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Tagged under mono capuchino

ebay-espana-ecoturismo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios