vaca

Maltrato animal, sinónimo de alimento para el hombre

Según datos estadísticos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cada año la ganadería industrial envía al matadero a un número de animales de granja equivalente a ocho veces la población humana del planeta.

Para la alimentación del hombre, la forma de generarla se ha convertido en un proceso de sufrimiento y maltrato animal, que en muchos países ha sido tema de grandes debates.

La ganadería industrial es la principal causante de maltrato animal en toda la historia de la humanidad. Los animales se han convertido en simples máquinas generadoras de carne, leche y huevos.

Dentro de grandes naves industriales, ya sean vacas, cerdos, pollos o patos, todos ellos tienen sus días contados, bajo lugares sin ventanas, aire, y, mucho menos luz natural. Granjas industriales se han convertido en casas de terror donde se cometen actos de crueldad hacia los animales.

Hacinados, todos tienen deparado el mismo final: producir y explotar su naturaleza para obtener los alimentos que requiere el hombre: carne, huevos, leche, etc.

En el caso de los pollos, son apilados en cajas y enviados a las granjas de engorde, donde vivirán aproximadamente 40 días, antes de convertirse en una charola de carne expuesta en el supermercado . Para los más débiles, el bote de basura será su sepultura.

En granjas y mataderos, millones de cerdos son engordados y luego sacrificados con electricidad, rifles cargados con esferas de metal, piscinas con agua hirviendo, cámaras de gases entre otros tipos de violencia que investigaciones encubiertas han develado sobre el trato violento de los puercos.

La industria láctea es responsable de uno de los ciclos productivos más crueles que existen: se insemina a las vacas artificialmente, se les separa de sus hijos al nacer y se les sustrae la leche que estaba destinada a sus pequeños. Cuando dejan de dar leche vuelven a ser inseminadas; y así sucesivamente. Sus hijos macho serán matados al poco tiempo para darnos carne de ternera; mientras que las hembras se convertirán en la siguiente generación de vacas productoras de leche inseminadas artificialmente.

Enjaulados y sin poder moverse, estos pobres animales sufren durante todo el “proceso” para ser un plato en la mesa ya sea de los comensales en un restaurante o en el hogar.

Si bien es cierto que todo esto no puede parar de un día para otro, y revertir cientos de años de malas prácticas. Es también cierto que los humanos somos los encargados de este planeta y de su biodiversidad; no sólo los animales domésticos como perros y gatos deben ser los únicos protegidos por los derechos de los animales, la igualdad animal incluye a todas las especies.

No es una moda que la gente esté volteando al consumo de productos orgánicos como la leche de almendra o coco, o animales de libre pastoreo que garantizan que el animal tuvo una mejor calidad de vida, cuidados, libre de hormonas y promotores de su crecimiento. El bienestar animal no se limita a tus mascotas, o a la forma en que se procesan tus alimentos; sino incluso al maltrato de las corridas de toro. El sufrimiento de los mismos no es cultura, ni es sinónimo de alimentación saludable.

Si amas a los animales, tu amor no debe tener barreras; y la protección animal debe ser tu diaria preocupación. Te recomendamos ver el documental Dominium, el cual explica como la industria alimenticia procesa los animales para el consumo humano.

ADVERTENCIA:

DOMINIUM ES UN DOCUMENTAL NO APTO PARA MENORES DE EDAD, ES SUMAMENTE GRAFICO Y REVELA INVESTIGACIONES REALIZADAS EN LA INDUSTRIA ALIMENTICIA EN AUSTRALIA SOBRE EL MALTRATO ANIMAL. SI ERES UNA PERSONA MUY SENSIBLE, RECOMENDAMOS QUE OMITAS VERLO.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...