Mantis Religiosa

Mantis Religiosa, otros insectos rezan para no toparse con ella!

Hay alrededor de 1.800 especies de Mantis Religiosas en todo el mundo.

La Mantis Religiosa es un insecto que ha sido objeto de curiosidad durante siglos debido a su extraña postura y comportamiento depredador, incluso después del acto sexual.

La característica más llamativa de la Mantis Religiosa son sus patas delanteras que hacen que el insecto parezca que está rezando, lo cual le ganó su nombre.

El insecto utiliza sus patas delanteras para agarrar y sujetar a su presa, y sus poderosas mandíbulas pueden destrozar otros insectos como el avispón gigante asiático en cuestión de segundos.

La Mantis Religiosa se encuentra en muchos hábitats diferentes. Por lo general, se encuentran en las regiones más cálidas, particularmente en latitudes tropicales y subtropicales. La mayoría de las especies viven en la selva tropical, aunque otras se pueden encontrar en desiertos, praderas y praderas.

Algunos datos curiosos sobre ella.

Aunque las diferentes especies de Mantis Religiosa tienen una vida útil variada, generalmente viven hasta un año. De este año, tan solo se pasan seis meses como adulto y miden de 2,5 a 15 centímetros (1 a 6 pulgadas) de largo, dependiendo de la especie.

Tienen seis patas, dos antenas y cabezas triangulares con ojos saltones apoyados en cuellos flexibles.

La mayoría de las Mantis Religiosas adultas tienen alas (algunas especies no las tienen). Las hembras generalmente no pueden volar con sus alas, pero los machos sí.

Cuando este insecto se siente amenazado al igual que otros animales, busca intensificar su presencia parándose erguida, extendiendo sus extremidades y abriendo sus alas en forma de abanico.

El mimetismo, su arma secreta para sorprender a la presa.

Dentro del mundo de los insectos la Mantis Religiosa está al tope de la cadena alimenticia; pero por encima de ella hay quienes la apetecen. Y no ser detectada es su mejor defensa.

Las Mantis Religiosas tienen muchos aspectos diferentes, incluidos algunos que cuentan con un elaborado camuflaje para protegerse de sus depredadores, dentro de los cuales se encuentran los murciélagos.

Algunas tienen formas corporales asombrosas que las hacen parecer hojas, ramas o flores.

El verde es el color más común para una Mantis Religiosa. Sin embargo, puede presentarse en una gama de tonos y colores marrones para camuflarse en su entorno.

Las Mantis florales son aquellas especies de Mantis Religiosas que imitan las flores. Su coloración es un ejemplo de mimetismo agresivo, una forma de camuflaje en el que los colores y patrones de los depredadores atraen a sus presas. Por ejemplo, la Mantis orquídea (Hymenopus coronatus) se caracteriza por una coloración brillante y una estructura finamente adaptada para el camuflaje, imitando partes de la flor de la orquídea.

Las Mantis Religiosas tienen tantos sentidos como nosotros; vista, olfato, gusto, sentimiento y oído. Sin embargo, en su mayoría dependen de la vista. Su sentido de la vista es asombroso en comparación con las habilidades de otros insectos.

¿Por qué la Mantis Religiosa es tan buena cazadora?

¡Una mantis religiosa tiene 5 ojos! Una mantis tiene grandes ojos compuestos, los que notarás fácilmente. Pero también tienen tres ojos más pequeños ubicados en el medio de su cabeza. Esos ojos se utilizan para detectar la luz, mientras que los ojos grandes sirven para ver el movimiento y tener una visión profunda. Muchas otras especies de insectos tienen la misma configuración de cinco ojos.

Son uno de los únicos tipos de insectos que tienen visión estereoscópica; Puede mirar con dos ojos en el mismo lugar, lo que permite juzgar distancias con mucha precisión.

Su sentido del oído es débil, pero muy especial en el mundo de los insectos. Casi todos los insectos no pueden oír como nosotros, solo pueden sentir vibraciones. ¡Pero las mantis religiosas en realidad tienen una oreja, en el medio de su abdomen, que puede sentir los tonos agudos de un murciélago! - Pueden girar la cabeza 180 grados en un semicírculo completo.

Su voracidad no respeta a su pareja.

En el reino animal existen ejemplos de canibalismo sexual entre las especies. La araña viuda negra hembra devora al macho y es la razón por la que obtuvo su nombre, pero no es la única. La Mantis Religiosa después de copular acaba con el macho después de que este cumple su función reproductiva.

Esta actitud generalmente se debe a que la hembra sabiendo que va a necesitar más nutrientes en este nuevo período, obtiene del macho nutrientes de forma inmediata para preparar su organismo para los cambios que se avecinan.

Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

ebay-espana-ecoturismo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios