plantas carnivoras

Plantas carnívoras, belleza mortal

Hay alrededor de 580 especies asociadas a plantas carnívoras.

Las plantas carnívoras son plantas que obtienen parte o la mayor parte de su nutrición al consumir y atrapar animales; ellas han fascinado a las personas durante cientos de años por lo original de sus métodos de supervivencia.

Son plantas con flores de distribución global con hojas adaptadas para atrapar animales pequeños, particularmente insectos, por lo que, también se les llama plantas insectívoras.

Las carnívoras son tipo de planta parte de la cadena alimenticia en una forma muy original.

Las plantas carnívoras realmente reciben su energía de la fotosíntesis, al igual que otras plantas. Como probablemente conozcas, en la fotosíntesis, las plantas utilizan energía luminosa para producir azúcar a partir de CO2 y agua.

El oxígeno es un producto de desecho. Las plantas crean otras moléculas a partir del azúcar, como el almidón, como el almacenamiento de energía, o la celulosa, como la construcción.

Las plantas carnívoras utilizan la presa para absorber los nutrientes que necesitan, ya que crecen en lugares donde no hay muchos nutrientes del suelo. Numerosos tipos distintos de plantas tienen estructuras muy distintas de la una a la otra. Desde hojas de colores vibrantes, simulaciones a tipos de flores, algunas crean secreciones dulces de azúcar y algunas producen un olor extraño irresistible a las víctimas que caen en ellas

.

Hay cinco mecanismos fundamentales de captura que se encuentran en las plantas carnívoras:

Las trampas pasivas a la presa en una hoja enrollada que incluye un grupo de enzimas digestivas o bacterias ubicadas al fondo de un cucurucho donde finalmente caen para ser digeridas.

Las trampas de papel para moscas usan un mucílago pegajoso al cual se pega, y mientras más trata de liberarse, más se enreda en los pelos pegajosos de esta. Como ejemplo de este tipo se encuentra en la foto de nuestra portada la Drosera, o Rocío del Sol.

Las trampas rápidas utilizan movimientos rápidos de las hojas gracias a terminaciones sensibles que detectan a la presa, y la atrapan en fracciones de segundo.

Las trampas de la vejiga succionan a la presa con una vejiga urinaria que genera un vacío interno luego de que la presa rosa las terminaciones nerviosas al exterior de la trampa.

Las trampas para langostas, también conocidas como trampas para anguilas, inducen a la presa a moverse hacia un órgano de digestión con pelos que apuntan hacia adentro.

La mayoría de las plantas carnívoras consumen insectos voladores, en busca de alimento o rastreros que rondan alrededor. Aquellos que viven dentro o cerca del agua capturan muy pocas presas acuáticas, como larvas de mosquitos, peces diminutos y ranas diminutas.

La dieta de algunas especies muy grandes también incluye ratas y ratones. Usando enzimas o bacterias, las plantas carnívoras digieren a sus presas a través de un proceso de degradación química análogo a la digestión con jugos digestivos de sus presas.

Los productos finales, especialmente los compuestos nitrogenados y las sales, son absorbidos por las plantas para permitir su supervivencia en condiciones ambientales que de otro modo serían marginales u hostiles.

Algunas atrapadoras populares...

Dionaea muscipula, también conocida como Venus atrapamoscas, es una de las plantas carnívoras más conocidas. Una vez que un insecto entra en la trampa, toca los pequeños pelos de las hojas. Esto envía impulsos por toda la planta provocando el cierre de las hojas. Las plantas carnívoras no necesitan alimentarse todos los días.

La mayoría son herbáceas perennes de menos de 30 cm de altura, con frecuencia de sólo 10 a 15 cm. Algunas especies de Nepenthes, sin embargo, se convierten en grandes enredaderas arbustivas.

La planta gigante de jarra de montaña, Nepenthes rajah, es la planta carnívora más grande del mundo. Nativa de Borneo, en el “estómago” de esta planta pueden encontrarse desde pequeños roedores, lagartijas hasta pequeños pájaros en descomposición; aunque al igual que las otras plantas carnívoras su dieta regular son los insectos voladores como mosquitos hasta hormigas.

Lamentablemente, esta planta se encuentra en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación como una especie en peligro, debido a la progresiva limpieza de los bosques húmedos donde reside para permitir el paso a zonas de cultivo, especialmente para la producción de aceite de palma.

Las plantas carnívoras más rápidas son las bladderworts acuáticas, que utilizan trampas de succión para atrapar presas como pequeños crustáceos, larvas de insectos e incluso renacuajos jóvenes. Se ha registrado una especie que atrapa a las víctimas en tan solo 5,2 milisegundos, aunque alrededor de 9 milisegundos es el período de tiempo más típico.

Tener plantas carnívoras en tu jardín puede ayudarte a controlar la plaga de insectos de forma natural, aparte de brindarle colorido y originalidad a tu jardín. Te recomenddamos también consultar acerca de sembrar citronela si ese es tu problema.

Si te asombra que una planta pueda comer insectos, quizás no hayas oído hablar de la entomofagia. Pues sí, los seres humanos hemos comido insectos por miles de años, y en muchos países son parte de la riqueza gastronómica local. Te animas?

Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Tagged under plantas, insectos,

ebay-espana-ecoturismo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios