fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
sanguijuela

Polizón inesperado al hacer senderismo: Sanguijuelas 

Familia de las lombrices, hay alrededor de unas 700 especies en todo el mundo, principalmente en agua dulce y océanos. 

Mientras en Australia viven en tierra firme, en todos los demás continentes, solo viven en el agua. Y probablemente al atravesar un caudal de agua, o al hacer senderismo en medio de la lluvia, te habrás encontrado con este polizón adherido a tu piel.

Conoce algunos aspectos de este parásito:

 Las sanguijuelas son anélidos (o gusanos segmentados) y están estrechamente relacionados con las lombrices de tierra.

  • Hay más de 100 especies de sanguijuelas diferentes en Australia.
  • Las sanguijuelas tienen 34 segmentos, con una ventosa poderosa al final.
  • Las sanguijuelas respiran a través de las paredes de su cuerpo.
  • Las sanguijuelas australianas varían en tamaño desde 7 mm hasta 200 mm cuando se extienden.
  • Se encuentran comúnmente en lugares con poca luz. La mayoría de las sanguijuelas viven en agua dulce, pero algunas viven en tierra, en áreas húmedas de las selvas tropicales.
  •  Las sanguijuelas son hermafroditas. Cada sanguijuela tiene órganos sexuales masculinos y femeninos. Las sanguijuelas mueren después de haberse reproducido una o dos veces.

Las sanguijuelas, aunque repugnantes para tí, son una parte importante de los ecosistemas de bosques y arroyos porque actúan como depredadores y presas en el ciclo de vida de muchos animales.

Las sanguijuelas son carnívoras. Algunos se alimentan de invertebrados. Se alimentan de larvas de insectos, caracoles, crustáceos y otros gusanos. Sus enzimas digestivas procesan sus alimentos en unos pocos días.

Otras sanguijuelas se alimentan de la sangre de vertebrados como anfibios, aves, reptiles, peces y mamíferos.

La sanguijuela, un verdadero chupa sangre.

Este sanguívoros, es decir, animal que se alimenta de sangre, necesitan bacterias simbióticas para ayudar a digerir la sangre que ingieren, lo que puede llevar semanas o incluso meses.

Para adaptarse a sus presas y hacerse de ellas,el cuerpo de las sanguijuelas está cubiertos de receptores que detectan animales de sangre caliente mediante la vista, el olfato, las vibraciones y la temperatura. E incluso, pueden detectar dióxido de carbono en el aire. Esto indica que hay un animal que respira cerca, ¡que podría ser su próxima presa!

El senderista una presa fácil.

En climas húmedos, la sanguijuela espera en el follaje o en el suelo del bosque para adherirse a un animal de sangre caliente a su paso. 

Para ello mueve constantemente su cabeza y cuerpo en busca de señales de que la comida está cerca. Una vez detectada la fuente de alimento, éstas trepan por las piernas de la víctima y se adhieren a la primera área de la carne desnuda.

Es por ello que al hacer senderismo, especialmente en áreas húmedas o después de la lluvia, es imprescindible utilizar camisas de mangas largas, polainas y pantalones que cubran todas las áreas descubiertas de la piel.

Las sanguijuelas usan ventosas en cada extremo de su cuerpo para dar vueltas rápidamente en busca de su anfitrión. Una vez que la sanguijuela está en el anfitrión, busca un lugar protegido y sombreado. Se agarra con fuerza con la ventosa más grande en la boca, luego hace un agujero en el anfitrión con sus dientes afilados.

Mientras se alimenta, libera un anestésico en su saliva que adormece la piel y evita que el huésped sepa que está chupando su sangre.

También liberan un anticoagulante llamado hirudina que evita que la sangre se coagule y la mantiene fluyendo mientras la sanguijuela se está alimentando. Este anticoagulante también evita que la sangre de la víctima se coagule en el intestino de la sanguijuela y le cause problemas digestivos.

Cómo librarse de ellas?

Las sanguijuelas pueden consumir varias veces su propio peso en una sola comida sanguinolenta. Puede ser hasta cinco veces más pesado de lo que era al comienzo de su comida. Cuando están llenos de sangre, se caen y encuentran un lugar oscuro para descansar y digerir su comida.

Lo primero es la prevención. Cubra sus calcetines y zapatos con aceite de eucalipto o jabón. La espuma repele las sanguijuelas. 

También puede usar pantimedias o mallas de deporte de compresión para mantener las sanguijuelas alejadas de sus piernas.

En áreas con alta actividad de sanguijuelas asegúrese de tener un refugio herméticamente cerrado durante la noche para prevenir que te encuentren mientras estás dormido.

Al tomar un descanso, elija un área seca y verifique dos veces para asegurarse de que no haya sanguijuelas donde esté a punto de sentarse.

Para desprender una sanguijuela,  exponga la sanguijuela a una fuente de calor, como un cigarrillo encendido o una llama. 

Puedes rociarla con sal, aceite de árbol de té, aceite de eucalipto, alcohol o repelente de insectos. 

No arranques las sanguijuelas. Esto puede desgarrar la piel y luego infectar la herida dejada por la ventosa.

Para remover la sanguijuela, deslice una uña debajo de la ventosa. (La hirudina puede hacer que la picadura sangre durante algún tiempo, y las picaduras a menudo pican), quite cuidadosamente.         

Las sanguijuelas pueden ser peligrosas si se sujetan a un globo ocular por lo que las medidas de prevención son vitales.

Lo único seguro es esperar de 15 a 40 minutos hasta que la sanguijuela se desprenda y caiga. No saque la sanguijuela y no aplique sal o puede dañar su ojo.

Parte de la cadena alimenticia.

 Los pájaros, los peces y las ranas se vengan por tí de estos chupasangres al darse un festín con ellos. 

Otros depredadores de las sanguijuelas son las tortugas y las larvas de los caballitos del diablo y las libélulas.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *