acido lactico

Acido láctico. ¿Sin dolor no hay ganancia (no pain…no gain)?

Qué es lo que duele, qué es lo que sucede y cómo aliviarlo...

Mucho se habla del ácido láctico y el dolor que causa después de un ejercicio intenso.

Para comenzar el ácido láctico es producido en tu organismo como respuesta a una exigencia de energía adicional, subiendo su producción a niveles mayores que los de eliminación de este; y lejos de ser el resultado colateral de la exigencia energética, es parte del proceso y agente productor de energía para las células.

Generalmente se responsabiliza a éste de los dolores musculares, sin embargo lo que duele no son los músculos, son las terminaciones nerviosas que están en los músculos al entrar en contacto con el exceso de ácido láctico acumulado. Es una advertencia del cuerpo de que hay una sobre producción que no ha sido adecuadamente absorbida por el organismo.

A medida que haces más ejercicio, las mitocondrias de tus células musculares aumentan su capacidad de procesar este ácido y la energía que produce en mayores cantidades y calidad, por lo que a medida que te esfuerzas de forma más regular y más intensa, los “dolores musculares” van disminuyendo y la recuperación es más rápida. En este sentido, hay estudios confirmados que han revelado además que la tolerancia al dolor en atletas es mayor que la de personas que no hacen ejercicio regularmente, que aunque los dos pueden sentir dolor al mismo momento, la capacidad de soportar y asimilar esos dolores musculares, es mucho más alta en los deportistas gracias a la capacidad sus células de procesar el ácido láctico.

Ahora bien, si eres atleta y sufres estos dolores a cada rato, sabrás el papel protagónico que tiene el masaje después de una exigencia física de gran magnitud. Debes recibir masajes porque:

  • Ayudan a la circulación, dilatando venas, vasos sanguíneos, arterias, y sistema linfático a descongestionar las acumulaciones de ácido láctico y llevarlo a las células de forma homogénea donde será absorbido.
  • Ayudan y facilitan la secreción de toxinas del cuerpo
  • Ayuda a relajar las terminaciones nerviosas.

Cuando comienzas una disciplina deportiva, si eres sedentario, o si has tenido un largo periodo de descanso, las molestias por la acumulación de ácido láctico son normales, son un indicador que te has esforzado más de lo normal, y que tu cuerpo está adaptándose a estas nuevas condiciones y ritmo, estás incrementando tu capacidad celular de aceptar y procesar energía. Como dice el slogan de muchos gimnasios de los 70´! No pain… No gain!

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Lee también...