lesiones de tobillo

Esguinces de tobillo… cuidado con las secuelas!

Dentro de las lesiones más comunes en deportistas a nivel del pie y tobillo, se encuentran los esguinces del tobillo.

Incluso en la gente que no practica deporte también son muy frecuentes por el tipo de calzado, como al usar zapato de tacón o al hacer senderismo y escoger botas no adecuadas. El diagnóstico oportuno de dichas lesiones por mínimas que parezcan y su tratamiento adecuado pueden evitar complicaciones y secuelas muy importantes a largo plazo.

El enfoque actual de la medicina y cirugía deportiva está encaminado a permitir a los atletas que desarrollen lo mejor de sus habilidades disminuyendo el riesgo de lesiones relacionadas a la disciplina deportiva. La ISS “Injury Surveillance System” es una asociación fundada en estados unidos enfocada a mejorar la seguridad de los deportistas reduciendo las lesiones asociadas al deporte .

En un estudio realizado por dicha entidad a 15 diferentes disciplinas durante 15 años, encontraron que el esguince de tobillo es la lesión más común presentada en prácticas y en competencia con una tasa del 39.7% de todas las lesiones y con una incidencia de 0.83 esguinces de tobillo por 1,000 atletas. En los juegos olímpicos de Atenas el 22% de las lesiones deportivas fueron esguinces de tobillo y en los juegos de invierno de Utah de 12000 lesiones presentadas el 25% de esguinces de tobillo representaron dicha lesión.

La evaluación inicial es fundamental, para poder determinar desde el mecanismo de lesión y así poder determinar las estructuras involucradas que pudieran sufrir algún daño y la intensidad del mismo. El papel del médico que se encuentra en la cancha en el momento de la lesión es fundamental para poder evaluar y decidir si es posible continuar con la actividad deportiva o dejar la competencia e iniciar un tratamiento establecido.

Existen muchas lesiones localizadas a nivel del pie y tobillo como: las tendinitis, rupturas del tendón aquíleo, “el dedo en gramilla” en inglés el Turf toe, los esguinces-luxaciones de “Lisfranc”, las fracturas por estrés, las fracturas de tobillo, las lesiones sindesmales y los esguinces del tobillo.

Los esguinces de tobillo son lesiones de tipo rotatorio que se presentan con dos movimientos esenciales: la inversión o supinación y la eversión o pronación del pie.

Reconocer estos dos mecanismos es esencial para determinar el tipo de lesión y las estructuras involucradas.

Inversión

El mecanismo más frecuente es el de inversión o supinación del pie, que sucede al caer de un salto, al cambiar de dirección, con un traumatismo asociado o simplemente usando zapato de tacón. En este tipo de mecanismos tenemos que distinguir si se trata sólo de un esguince y el grado del mismo (I, II, III), una fractura asociada donde puede estar involucrado la base del quinto metatarsiano e incluso una fractura luxación del tobillo.

Esguince grado I.- Una lesión de menos del 50% de las fibras ligamentarias donde existe inflamación local, pero el paciente puede caminar e incluso trotar.

Esguince grado II.- Lesión de hasta el 50% de las fibras que se presenta con dolor e inflamación local, un ligero hematoma y el paciente puede apoyar unos pasos sin el uso de muletas.

Esguince grado III.- Rotura completa del ligamento, inflamación, dolor intenso a la movilización y apoyo, presencia de hematoma importante, con sensación de inestabilidad e imposibilidad para caminar.

El tratamiento depende del grado y la sintomatología presentada en el paciente. Casa caso debe ser individualizado dependiendo de la actividad de la persona, las exigencias deportivas y las actividades diarias. Integrar al paciente a un programa de ejercicios personalizado es fundamental para rehabilitar al paciente lo más pronto posible.

Eversión.

También llamado “High ankle sprain” es un tipo de lesión que puede lastimar directamente un complejo ligamentario muy importante para la estabilidad del tobillo llamado sindesmosis. Este tipo de lesiones son más comunes en deportes de contacto, donde el mecanismo de lesión está determinado por un traumatismo directo en la región lateral del pie mientras éste se encuentra fijo en el piso. También la rodilla se puede ver afectada en este tipo de traumatismos.

El paciente se presenta con dolor intenso, sensación de inestabilidad y a la valoración médica se presentan diversos signos clásicos que nos determinan si la sindesmosis se ha visto afectada. También nos apoyamos en diversos estudios radiológicos para identificar la lesión y el grado de la misma. Con esto, enfocamos el tratamiento específico en cada caso que puede ir desde un manejo conservador con terapia física y rehabilitación temprana hasta el manejo quirúrgico.

El manejo inadecuado con un tratamiento inapropiado de estas lesiones, incluso las de grado I, puede dejar secuelas como la inestabilidad ligamentaria en la articulación del tobillo. Que a largo plazo genera dolor y ocasiona en muchos casos el término de la práctica deportiva. En otra ocasión hablaremos de la inestabilidad del tobillo como secuela y las consecuencias directas que esto nos puede ocasionar.

Recuerda que los diagnósticos y tratamientos de lesiones en los ligamentos del tobillo, pueden afectar dependiendo de la gravedad tu forma de caminar o correr al punto de complicar otros ligamentos y estructuras relacionadas a tu mecánica de movimiento. Busca atención médica de forma inmediata, no te automediques. Un tobillo esguinzado debe ser correctamente diagnosticado dependiendo del tipo de esguince, y puede requerir desde una simple visita al doctor, o una resonancia magnética.

Dr. Alejandro Abner Barragán López Coordinador Médico Sports Clinic

Especialista y Subespecialista en: Ortopedia-Artroscopia-Cirugía Deportiva.

Graduado en Universidad La Salle Facultad Mexicana de Medicina.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under deporte, lesiones tobillo

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios