artes marciales

Las artes marciales: ¿estimulan o calman al niño agresivo?

Para practicar artes marciales se recomienda escoger un estilo que use elementos tradicionales, técnicas no violentas y un contacto físico muy controlado

Está comprobado que la práctica de este tipo de disciplinas aumenta la autoestima y la capacidad de expresarse, disminuye la agresividad y la disposición violenta.

Además, no es una actividad exclusivamente para niños y adolescentes extrovertidos, sino que se adapta a todo tipo de caracteres y personalidades.

Para practicar artes marciales se recomienda escoger un estilo que use elementos tradicionales, técnicas no violentas y un contacto físico muy controlado (como el karate).

Muchos estudios han demostrado los beneficios de la práctica de artes marciales en niños hiperactivos con problemas de concentración, o problemas de psicomotricidad; pues ayuda a los niños a tener control sobre su cuerpo y su mente.

Es de especial interés destacar el beneficio de este tipo de actividades deportivas en niños y adolescentes que proceden de familias disfuncionales o que tiene problemas de conducta.

A través de la práctica del judo y el aikido las mejoras en la disciplina mental son evidentes en adolescentes en problemas de conducta, siendo los beneficios superiores a los conseguidos mediante tratamiento psicológico convencional.

Las artes marciales aumentan la asertividad y disminuyen la agresividad; algunos jóvenes son agresivos por falta de autoestima, por ello una persona con buena autoestima no tiene necesidad de ser agresiva. Las artes marciales contribuyen decisivamente al aumento de la autoestima en niños y jóvenes.

Los niños que practican un arte marcial tienen una mayor capacidad para la defensa personal, lo que se traduce en una forma de ser y comportarse más tranquila y decidida ante provocaciones y peleas callejeras. De hecho, tienden a evitar situaciones de confrontación con calma y asertividad.

En cualquier caso, la práctica de las artes marciales puede no gustar a todos los niños, por lo cual sería un grave error forzar a cualquier niño a practicarlas sin su convencimiento e ilusión. Porque lo más importante para practicar artes marciales tales como el kung fu, jiu jitsu, muay thai, hasta Krav Magá, como para la mayoría de actividades deportivas es disfrutar del desarrollo de la misma.

Lo más recomendable para niños con problemas de atención con hiperactividad o déficit de atención, es consultar con su médico tratante en primera instancia, buscar un centro deportivo reconocido con instructores especializados en trato con niños; e introducir al niño poco a poco, dejando que éste se involucre por cuenta propia a la especialidad que mejor les sienta dependiendo de su carácter.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios