#100HappyDays

#100HAPPYDAYS

He visto a varias personas en las redes sociales usando el hashtag #100happydays en cada una de las fotos que postean.

Para los que no saben, #100happydays es un reto en el cual tienes que dejar registro de las cosas o situaciones que te hacen feliz durante 100 días consecutivos. Esto va desde una visita inesperada, un logro importante de tu hijo en el cole, un viaje inolvidable, alguna receta que te gusto muchísimo, hasta ser testigo de un atardecer color naranja, maravillarte por el rosado profundo de una orquídea, saborear por enésima vez el poemario de Mario Benedetti y pare de contar.

Parece fácil pero no lo es.

Son 100 días, es decir, más de 3 meses dedicados a postear a diario en Facebook, Instagram o cualquier otra red social algo que te hace feliz. Muchas personas se cansan o se aburren de dedicarle tiempo a esta tarea, a otras simplemente les parece banal el asunto, pero la realidad es que la mayoría no termina porque son incapaces de encontrar felicidad todos los días de su vida, aun en las cosas más pequeñas. Sin embargo, el que sí lo hace, comienza a ser más consciente de que “ser feliz” no es un accidente del destino sino una decisión propia.

Seguí a una amiga, a quien quiero mucho, durante sus #100happydays y si bien al principio sus días felices estaban basados en situaciones como un paseo en lancha, una exposición en un museo, la llegada de un perrito nuevo o una parrilla entre amigos, pude notar que conforme pasaba el tiempo sus #happydays eran el resultado de experiencias personales más profundas. De un momento para otro sus “posts” eran diferentes.

Empecé a ver cosas como #día 56 “Te nos fuiste Mama Luisa, estoy feliz de haberte conocido" o #día 62 “Que felicidad levantarme esta mañana y saber que tengo otro día para disfrutar a mis hijos”. Me di cuenta, porque la conozco bien, que algo en ella había cambiado y me atrevo a asegurar que el hecho de buscar “felicidad” durante tantos días seguidos le ayudaron a crearse el hábito de ver al menos gratitud, alegría, esperanza, amor y generosidad hasta en las cosas más insignificantes. Definitivamente eso la hizo feliz.

Estamos acostumbrados a oír frases como “Que felicidad cuando me quite esos 5 kgs que me molestan”, “Si me aprueban mi proyecto voy a ser tan feliz” o “Solo voy a ser feliz cuando vea mi casa remodelada”. Esto que quiere decir? Que mientras no logre todo esto soy infeliz? Que MI felicidad depende de una balanza o está en manos de otros? Buenas preguntas para reflexionar…

Ser feliz es una elección de vida, así de simple y es una decisión que está en nuestras manos. Ojalá sigamos viendo en las redes sociales mucha más gente haciendo el reto #100happydays y mejor aún si esto se convierte en un ejercicio de vida permanente!

Maria Silvia D’Escrivan R

Personal and Executive Coach

Corpxcoach

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.