Ansiedad en los perros

Ansiedad y depresión en los perros.

Al igual que los humanos, los perros experimentan ansiedad.

Si bien es desagradable, es una emoción normal y también saludable. La ansiedad del perro puede afectar a todas las razas, desde un Weimaraner hasta un pequeño Pug, y puede afectar a cada perro de forma diferente.

Aunque es algo que todos los perros experimentan de vez en cuando, si no se controlan niveles desproporcionados de ansiedad, un perro puede desarrollar un trastorno de ansiedad, ocasionando problemas de comportamiento y de salud.

¿Cómo saber si su perro tiene ansiedad? ¿Qué puedes hacer para tratar la ansiedad del perro?

Ansiedad del perro: 3 causas comunes

Temor: La ansiedad relacionada con el miedo puede ser causada por ruidos fuertes, personas o animales extraños, estímulos visuales como sombreros o paraguas, entornos nuevos o extraños, situaciones específicas, como la oficina del veterinario o los viajes en automóvil, o superficies como césped o pisos de madera. Aunque algunos perros solo pueden tener reacciones breves a este tipo de estímulos, pueden afectar a los perros ansiosos de manera más consecuente.

Separación: Se estima que la ansiedad por separación afecta a alrededor del 14 por ciento de los perros. Los perros con ansiedad por separación no pueden encontrar consuelo cuando se los deja solos o separados de sus familiares. Esta ansiedad a menudo se manifiesta en comportamientos indeseables, como orinar y defecar en la casa, destruir muebles y accesorios y ladrar.

Envejecimiento: La ansiedad relacionada con la edad afecta a los perros mayores y puede estar asociada con el síndrome de disfunción cognitiva (SDC). En los perros con CDS, la memoria, el aprendizaje, la percepción y la conciencia comienzan a disminuir, de forma similar a las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer en los seres humanos. Es comprensible que esto genere confusión y ansiedad en los perros mayores.

Ansiedad del perro: síntomas

Entonces, ¿cómo puede saber si su perro tiene ansiedad? Hay varios síntomas importantes a los que debe prestar atención:

  • Agresión
  • Orinar o defecar en la casa
  • Babeando
  • Jadeo
  • Comportamiento destructivo
  • Depresión
  • Ladridos excesivos
  • Estimulación
  • Inquietud
  • Comportamientos repetitivos o compulsivos.

Algunos de estos síntomas pueden ser el resultado de eventos ocasionales que causan ansiedad, pero cualquiera de ellos puede volverse recurrente y, por lo tanto, provocar problemas más graves.

Dicho esto, el síntoma más peligroso de la ansiedad del perro es la agresión. Esta agresión puede ser dirigida directa o indirectamente, dependiendo de la situación.

La agresión directa ocurre cuando un perro actúa agresivamente hacia personas u otros animales.

La agresión indirecta puede ser igualmente peligrosa y, a menudo, ocurre cuando una persona se interpone entre el perro y la fuente de la agresión del perro, como otro perro. Incluso si se evita que un perro haga daño a otros, los comportamientos agresivos como gruñir o ladrar pueden llevar a situaciones indeseables tanto para los humanos como para los perros.

Orinar y defecar en la casa es un síntoma común de ansiedad por separación. Los perros ansiosos a menudo se esfuerzan hasta el punto de orinar o defecar en la casa, incluso si están domesticados. Esto es frustrante para los propietarios y puede causar daños a la propiedad, sin mencionar lo desagradable de la limpieza.

El comportamiento destructivo también es común con la ansiedad por separación. El daño generalmente se ubica alrededor de los puntos de entrada y salida, como puertas y ventanas, pero los perros en un estado de ansiedad elevada también corren el riesgo de hacerse daño. Los intentos de romper las jaulas de los perros, las ventanas e incluso las puertas pueden provocar lesiones dolorosas y costosos tratamientos veterinarios.



Tratamiento para la ansiedad del perro

La mejor forma de tratar la ansiedad es hablar con su veterinario. Su veterinario puede ayudarle a identificar el tipo de ansiedad que padece su perro y las posibles causas y desencadenantes. Su veterinario también podrá ayudarlo a determinar si la ansiedad es simplemente situacional o si se está convirtiendo en un problema abrumador para su perro. Además, los veterinarios también pueden descartar cualquier otra afección médica que pueda estar causando los síntomas de su perro.

Su veterinario le ayudará a elaborar un plan de tratamiento. Dado que la ansiedad excesiva a menudo es causada por una variedad de factores, la mejor manera de tratarla suele ser mediante una combinación de entrenamiento, estrategias preventivas y, en algunos casos, medicamentos.

Entrenamiento y contracondicionamiento

Hay varias estrategias de entrenamiento que los dueños pueden usar para tratar la ansiedad del perro. Una forma es el contracondicionamiento. El propósito del contracondicionamiento es cambiar la respuesta de su perro a los estímulos responsables de la ansiedad, generalmente reemplazando el comportamiento ansioso o agresivo con un comportamiento más deseable, como sentarse o concentrarse en el dueño.

Otra estrategia de formación es la desensibilización. El dueño introduce lentamente al perro en la fuente de ansiedad, preferiblemente en pequeñas dosis y con una intensidad reducida. La exposición repetida y el comportamiento positivo gratificante pueden contribuir en gran medida a controlar la ansiedad.

Es posible que desee ponerse en contacto con un adiestrador de perros profesional para que lo ayude a elegir el mejor enfoque para su perro, ya que entrenar a un perro ansioso no siempre es fácil.

Medicamentos contra la ansiedad para perros

Si su perro desarrolla un trastorno de ansiedad grave, su veterinario puede recomendar medicamentos o terapias naturales. En ocasiones, se recetan ISRS y antidepresivos para perros con ansiedad, como fluoxetina y clomipramina.

Para eventos predecibles que produzcan ansiedad, como tormentas eléctricas, fuegos artificiales o viajes en automóvil, su veterinario podría recetarle un medicamento como benzodiazepina junto con un antidepresivo para ayudar a su perro a sobrellevar el estrés.

Los perros mayores con síndrome de disfunción cognitiva pueden beneficiarse del fármaco selegilina, que puede ayudar a reducir algunos de los síntomas del CDS. La selegilina también se usa para tratar la ansiedad crónica en Europa.

Algunos productos funcionan mejor junto con otros medicamentos, mientras que otros pueden usarse solos, según el caso de su perro.

Los productos naturales utilizan feromonas y aromaterapia para reducir la ansiedad. Habla con tu veterinario sobre los productos naturales más adecuados para tu perro.

Usar aceite de CBD para la ansiedad del perro?

Algunos dueños de perros han informado que han tenido éxito en el uso de aceite de CBD para tratar la ansiedad del perro. El CBD es un compuesto que se encuentra en el cannabis y el cáñamo y que los dueños de perros, así como los humanos, han encontrado útil para tratar una variedad de diferentes afecciones. Los informes anecdóticos de los dueños de perros afirman que el aceite de CBD puede ser eficaz para tratar la ansiedad del perro.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque muchos humanos usan aceite de CBD para el tratamiento de la ansiedad, actualmente no hay datos científicos sobre cómo el uso de aceite de CBD afecta a los perros. Además, los productos de CBD aún no están regulados, lo que significa que la consistencia y la pureza no siempre están validadas. Por lo tanto, si está considerando usar aceite de CBD como tratamiento para la ansiedad del perro, es mejor consultar con su veterinario. Su veterinario puede ayudarlo a determinar si el aceite de CBD podría ser un buen tratamiento para la ansiedad de su perro, así como discutir diferentes productos, posibles efectos secundarios y riesgos.


Ansiedad del perro: prevención

Puede ser difícil predecir exactamente qué hará que su perro se sienta ansioso, y aún más difícil determinar si la ansiedad de su perro se convertirá en un trastorno más grave. Sin embargo, existen formas de ayudar a un perro o cachorro a evitar problemas relacionados con la ansiedad.

Lenguaje corporal

Una de las mejores cosas que puede hacer es aprender a leer el lenguaje corporal de los perros. Saber cuándo su perro se siente incómodo o asustado puede ayudarlo a evitar experiencias negativas o utilizarlas como un momento de entrenamiento positivo. El lenguaje corporal también puede indicarle cuándo un perro se está poniendo ansioso, lo cual es especialmente útil si su perro tiene antecedentes de ansiedad relacionada con la agresión.

Socialización

La socialización adecuada puede prevenir el desarrollo de ansiedad. Presentar a su perro a nuevas personas, perros, animales, lugares y experiencias puede ayudarlo a evitar una respuesta exagerada en el futuro y también ayuda a que su perro se convierta en un ciudadano canino bien adaptado.

Obediencia

El entrenamiento de la obediencia es una herramienta esencial para prevenir y controlar la ansiedad del perro. Sienta las bases de una relación sana y genera confianza. Un perro bien entrenado es más fácil de socializar que un perro sin entrenamiento, y las clases de obediencia son un gran lugar para que los perros conozcan a otros perros en un ambiente controlado.

Ejercicio y nutrición

El ejercicio y la estimulación regulares son cruciales para el desarrollo, el bienestar físico y mental de un perro. Un perro estimulado tiene menos probabilidades de adquirir comportamientos destructivos y una buena nutrición es igualmente importante para la salud de su perro. Asegurarse de cuidar las necesidades físicas y mentales de su perro puede ayudarlo a prevenir cualquier problema de comportamiento que no provenga de la ansiedad, permitiéndole conocer las áreas en las que su perro necesita más ayuda.

Situaciones estresantes

Si a su perro le han diagnosticado problemas de ansiedad, también puede intentar evitar o prevenir situaciones que desencadenan la ansiedad de su perro. Por ejemplo, si sabe que su perro se pone ansioso con grupos grandes de perros, debe evitar los parques para perros. Evitarlo no significa que deba poner su vida en espera, pero puede reducir parte del estrés sobre usted y su perro.

Si no se puede evitar la fuente de la ansiedad, las medidas preventivas como correas, arneses corporales y, en algunos casos, bozales de canasta, pueden prevenir situaciones peligrosas. Una vez que conozca los factores desencadenantes de su perro, puede prepararse para estas situaciones con anticipación.

En algunos países, los colores de los collares y arneses sirven para indicar a otros propietarios acerca del estado emocional de los perros, desde un color naranja o rojo para indicar que el perro es agresivo, hasta un verde para indicar que el perro es retraído y sensible.

Al igual que los humanos, muchos perros experimentarán ansiedad en algún momento de sus vidas. Aunque no todos los perros tendrán una ansiedad que lleve a un trastorno de ansiedad diagnosticable, es importante conocer las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento relacionados con la ansiedad del perro.

Comprender estas facetas importantes puede ayudarlo a usted, como propietario, a conocer las mejores formas de ayudar a su perro en situaciones que le provocan ansiedad.

Si cree que su perro podría tener un problema de ansiedad, lo mejor es consultar a su veterinario; su veterinario puede diagnosticar a su perro, descartar cualquier otro problema de salud y ayudarlo a desarrollar un plan de tratamiento que se adapte mejor a su perro y su estilo de vida.



Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Tagged under perros, depresion ansiedad

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios