leer etiquetas

Aprendiendo a leer etiquetas. Tercera parte.

Aprender a leer las etiquetas de los productos es fundamental si tienes una condición previa de salud como diabetes, si estas siguiendo un régimen alimenticio que requiere que cuentes las calorías que ingieres, o si necesitas vigilar tu colesterol.

Sin embargo, pocos de nosotros le damos la vuelta a los empaques, y leemos las etiquetas. Nos dejamos llevar por la marca y los colores del empaque. Hoy somos compradores conscientes y exigentes, y queremos que sepas lo que llevas a tu boca.

Cantidad de raciones y raciones por empaque.

Se refiere a la cantidad de unidades que contiene el empaque, y el peso de cada una. IMPORTANTE, el resto de lo que dice la etiqueta, se refiere a una ración, si como más de una, todo el contenido calórico, grasas, proteínas, etc.; deberás multiplicarlo por el número de raciones que ingieras.

Calorías.

Las calorías son unidades de energía que el alimento aporta a tu cuerpo. Dependiendo de tu actividad física, por ejemplo, si eres maratonista, necesitas más calorías que alguien que desea bajar de peso, o que lleva una vida sedentaria. Las calorías NO son malas, malo es no saber lo que necesitas para tu estilo de vida y necesidad nutricional. Las calorías por grasas, son las que están contenidas en las grasas de este alimento. Este porcentaje, dependiendo de tu dieta o necesidad nutricional te permite balancear de dónde salen tus calorías, si requieres mucha energía pero poca grasa.

Grasas Saturadas y Grasas Trans.

La grasas no son malas per se. En ellas se guardan las reservas de energía que tu cuerpo almacena y quema a medida que la requiera. El tipo de grasa, y la forma en que se han procesado industrialmente en los alimentos determinan otros factores como tu colesterol bueno o el colesterol malo. Grasas saturadas generalmente son grasas provenientes de origen natural, sólidas a temperatura ambiente mientras que las Trans, son grasas que han sido alteradas para bien modificar el sabor o durabilidad de los alimentos en los estantes de supermercado . Estas últimas, están directamente asociadas al incremento del colesterol malo, debido a la forma como el cuerpo procesa esta energía de forma irregular. En otras palabras, trata de que el contenido de grasas Tras, sea el menor posible.

Colesterol.

El colesterol no es malo, de hecho es necesario para el correcto funcionamiento de tus células. Su función es vital para permitir el acceso de nutrientes a la células como las vitaminas, en otras palabras, el permite que tu cuerpo metabolice o no de forma correcta los nutrientes que necesitas. El tipo de colesterol dependerá del origen de las grasas, si es colesterol “malo”, tu absorción de energías será irregular, y por consiguiente tendrás una alteración metabólica.

Sodio y Potasio.

El consumo de Sodio, si eres hipertenso o tienes problemas cardiovasculares es a ser tomado en cuenta. El sodio sirve para regular el contenido de líquido en tus células y en el caso de bebidas energéticas son el vehículo por el cual se logra una rápida hidratación del cuerpo.

Carbohidratos.

Su función es la de darles energías a tu cuerpo, los mismos se metabolizan como azucares en tu sangre, por lo que debes vigilar si llevas un régimen glicémico estricto la cantidad de carbohidratos que consumes pues alterarán tu índice, y su variación durante el día.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios