autoestima

Dónde reside la autoestima?

Generalmente escribo los blogs personales cuando me inspiro, sea por los sucesos personales recientes o por momentos en que cuando la serenidad me hace pensar y divagar sobre temas y personas.

Esta semana, en uno de los post sobre Halloween mezclado con Crossfit, una persona hizo un comentario que me tocó las fibras por su implicación ante una publicación con un toque sarcásico, humorístico; donde esa persona lo trasladó a un aspecto un poco más emocional.

Aunado a esto, recientemente otra persona a la cual quiero mucho, me estuvo sugiriendo la posibilidad de estudiar Life Coaching, a lo cual le respondí quizás demasiado rapido que NO. Sin embargo, pensándolo cada dia mejor, la idea me atrae.

Ciertamente, no soy la persona ejemplar a la que todo le ha salido bien en la vida, de hecho, mucho ha sido lo que he tenido que atravezar para llegar al estado anímico y de auto comprensión en el que me encuentro. Y por imperfecto, y por haber pasado por tanto, creo que la idea de compartir mis experiencias, sea por este blog o por un coaching se me hace más lógico: Ayudar a otros por medio de la inspiración a no meter tanto la pata en la vida como lo he hecho yo.

La autoestima, que es lo que me tomó por sorpresa en el comentario de esta chica, cuando uno se ve en una relación fracasada, es muy difícil de hallar y reponer cuando la otra persona día a día, sea de forma agresiva o hasta pasiva, hace que te pierdas tu mismo, que pierdas tu esencia, lo que eres, lo que sientes y lo que transmites a los demás.

Personalmente estuve envuelto en dos matrimonios, donde viví las dos situaciones, una agresiva, la otra pasiva, pero las dos tóxicas. Poco a poco te pierdes en la otra persona, te dedicas a ser esposo, padre (madre o esposa) y poco a poco, junto con el trabajo y la rutina, te pierdes. Tu esencia se desvanece. Lo que eras tú, que en principio fue lo que le gustó a la otra persona, deja de existir. Tu pareja empieza a verte de otra forma, comienza a experimentar otros sentimientos, y con el pasar del tiempo, las rupturas están a la vista.

Tu espacio personal

Ser uno mismo dentro de una relación es vital. Por lo que es vital siempre tener tu propio espacio, tu propio tiempo, tus actividades personales, un espacio que te permita cierta movilidad, y sobre todo mantener tu esencia.

Hay muchas formas de hacerlo, desde tener una actividad física como el crossfit que te hace probar tus límites una y otra vez (y creanme que SI sube la autoestima, pero mucho!), mantener tu grupo de amigos personal, relaciones sociales con compañeros de trabajo y salir con ellos aunque sea a un café de forma regular, visitar sóla a tu familia, o simplemente ir al cine solo. Tu salud mental requiere de un espacio para nutrirte de nuevas experiencias y otras opiniones.

Reconocer tu valor personal

Nunca, pero NUNCA, debes dejar que tu pareja te minimice; sea por comentarios o mediante acciones.Tu autoconcepto y autoestima tienen que estar primero. Lo que comienza un día como un comentario, se va tornando costumbre, e incluso agresividad y desprecio. Al contrario, haz valer tu valor personal, destaca siempre tus aportes en la relación, y no de boca, haz tu aporte por la otra persona, por tu casa, y por tu relación; y hazlo notar... Muchas veces la otra persona te da por sentado, cree que llevar a los hijos todos los días a la escuela no es nada, o que la busques al trabajo es una obligación o algo ya rutinario. Creen que hagan lo que hagan siempre estarás allí, como un mueble de la sala. Y NO!, son esos pequeños esfuerzos, junto con los grandes, los que construyen relaciones, y establecen muchas veces tu interés en la otra persona, y hay que recordárselo a la otra persona una u otra vez.

Constancia en tus objetivos.

Muchas veces al entrar en las relaciones no establecemos cuáles son los objetivos como pareja. Si los mismos son comunes, o si simplemente cada uno va por su lado, y el gusto y enamoramiento son la pega que los mantiene apenas unidos.

La costumbre, y el hecho de verse atado; o vivir en una relación donde no se ha hablado pronto tienen un peso enorme. Los objetivos de uno o del otro terminan por desvanecerse, y el otro se resiente. Esa conversación es vital. Y si los objetivos no son comunes, o te hacen dejar de ser tú, debes replantear bien la relación misma. Si tu no estás bien, tu relación no está bien, tus hijos no están bien; y al final todo va a ser un desenlace más dramático, sea en cámara lenta o en un golpe como un rayo de luz.

Hay una relación directa entre una persona con una autoestima positiva y el logro de metas. Una persona con un sentimiento negativo hacia sí mismo, es susceptible de ver todo negativo y le es más difícil tomar decisiones y lograr sus metas. Una persona con una autoestima alta, tiende a ser más positiva y enfocada hacia los logros.

Tus instintos son vitales.

Una de las cosas que aprendí luego de un par de golpes, es que muchas veces obviamos nuestros instintos, sea cegados por los sentimientos por tu pareja, o por estar cegados y embullidos en una relación la cual se está en un punto muerto. Todos siempre sabemos lo que sucede, reconocemos esos pequeños cambios de actitud, de intereses; y la comunicación en ese preciso momento es vital. Optar por no hablar, o simplemente negarse a creer que algo pasa, es parte del mismo ciclo de no darse el valor ni el espacio personal para aclarar las cosas de forma inmediata.

Si no es para tí, dejalo ir, mantente fiel a tus principios.

Las relaciones no deben ser forzadas, las cosas deben fluir; los dos deben poner de su parte para indicarle al otro lo mucho que la valora y la ama. Cuando uno nota que la otra persona no da lo mismo, por favor, mírate en el espejo y pregúntate si no vas rumbo a otro fracaso. Valórate, date tu puesto, que el otro demuestre su interés en tí. No seas quien siempre busca, quien siempre persigue. Como dice una frase celebre: "Si amas a alguien, déjalo líbre", si vuelve siempre fue tuyo, si no... ya sabes el resto. Cuando tu pareja es tóxica, lo mejor es que te alejes... perdona mi franqueza.

Estoy seguro que si te das tu puesto, tu valor, mantienes tu esencia, estableces tus objetivos y luchas por ellos; la otra persona te valorará y admirará. Luchará por estar a tu lado, celebrará tus éxitos, y te ayudará a que logres esas metas también.

Si hay algo que aprendí con tanto fracaso, es a darme mi puesto, no perseguir a nadie quien no me dé el mismo nivel de interés y apoyo. No pienso ser un accesorio de ninguna relación, y que me den por sentado, y honestamente, tampoco lo deberías ser tú. Si no te buscan, deja a esa persona ir:

Nadie se ha muerto de amor...

Espero estas pocas palabras alienten a esta persona, y a otras a que hallen su Equilibrio en la vida y darte tu puesto!

Gracias por leerme!

Eduardo Cabrera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios