fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
oficina

Siete tips para mejorar tu día y disfrutar tu vida diaria en la nueva normalidad

Cómo volver a una rutina saludable despúes de la pandemia?

Si estás leyendo esto, quizá pertenezcas al sector de la población económicamente activa que regresó a trabajar en oficinas y que, aún está tratando de encontrar el equilibrio necesario para lograr su estabilidad en cada aspecto de su vida.

Volver a la rutina puede ser dificil sin un poco de disciplina. Es por ello que te demos 7 consejos de cómo volver a la normalidad, de forma saludable.

  1. La noche antes de ir al trabajo

Para evitar que comiences tu día con estrés, la sugerencia es que una noche antes de tu día laboral prepares todo lo que ocuparás: alimentos, ropa, bolsa, mochila o maleta con todo lo que necesitarás llevar a tu oficina. Hazlo por 21 días consecutivos y verás cómo de manera automática crearás un hábito que te ayudará a iniciar tu día de manera tranquila y ordenada.

  • Pon tu despertador… Y no lo apagues

Quizá seas muy puntual y tu día lo comiences exactamente a las 06:00am pero, ¿has probado adelantar tu despertador 20 minutos? Te recomendamos comenzar esta práctica con el objetivo de aprovechar cada minuto de tu día, esos 20 minutos los puedes ocupar para meditar, por ejemplo y así comenzar el día más relajado.

  • Lleva una agenda

La falta de organización es en gran medida uno de los factores que más inestabilidad pueden crear tanto en tu vida laboral como en tu vida diaria, por que, siendo honestos, todas las situaciones sin resolver en la oficina las llevamos hasta nuestros hogares, al grado de quitarnos el sueño. El remedio es que al iniciar la semana hagas una lista de las actividades que realizarás de lunes a viernes y, las priorices, es decir, comienza por la más compleja o urgente para que al final del día o a la mitad de la semana ya tengas más del 50% de tus tareas realizadas.

  • Cuida tu alimentación

En promedio pasarás de 8 a 10 horas en tu oficina, por lo que cuidar de tu alimentación es vital si quieres conservar tu salud y seguir siendo productivo. Apaga tu monitor y tómate 60 minutos (o los que te de tu lugar de trabajo) para ir al comedor, terraza o al jardín y realmente disfrutar de los alimentos que preparaste con todo cariño para tu lunch.

Trata de llevar tus propios alimentos preparados desde casa, de esta forma evitarás comer comidas poco saludables, y a la vez mantener a raya los costos de tu alimentación.

Si eres de los que la ansiedad lo ataca en horas laborables, puedes prepara snacks saludables para dejar en una gaveta, en vez de recurrir a lo primero que aparezca en la cafetería de la oficina o la máquina expendedora del vestíbulo del edificio. Lo más probable es que no sean nada beneficiosos para tu salud.

  • Haz una pausa para tu salud

Nuestra rutina laboral nos lleva a que pasemos demasiadas horas sentados, casi siempre, en una misma posición, lo que genera que exista tensión acumulada de horas en nuestros músculos. Es importante que realices pequeñas pausa por tu salud para liberar a tu cuerpo del estrés acumulado durante el día, para ello la recomendación es cambiar frecuentemente de posición, estirar las extremidades de vez en vez y moverse al menos cada 2 horas por 20 minutos.

Trata de no almorzar en tu puesto de trabajo, y de dar una vuelta de vez en cuando para estimular tu circulación, a la vez que mantener tu metabolismo lo más activo posible.

Considera invertir en una silla ergonómica, una almohadilla para apoyar la muñeca cuando uses el ratón de la computadora, lentes para filtrar la pantalla del computador, entre otros accesorios que harán las largas horas sentado, lo más cómodas posibles.

  • Haz un break

Dentro de las pausas que te tomas para despejar tu mente, puedes optar por consentir a tu creatividad con las siguientes opciones:

  • Escucha tu playlist favorita. Puede que durante tus horas laborales te sea imposible escuchar música, así que cuando vayas por tu café o a tomar agua, aprovecha para escuchar tu lista de canciones favoritas y ayuda a tu mente a despejarse por unos momentos. Verás cómo tu organismo te lo agradecerá.
  • Lee tu libro favorito. Si por el contrario eres de las personas que prefiere la lectura sobre la música, aprovecha este break para terminar un capítulo de tu libro preferido.
  • Duerme bien

¿Sufres de insomnio? Quizá sea gracias a la tensión. A veces, el estrés de larga duración, malestar emocional, los viajes y malos horarios laborales son los causantes de esta condición, llegando a tener una duración de hasta un mes, ¿te imaginas pasar todas las noches del mes sin dormir bien? Ayuda a tu cuerpo, descansa mejor y despierta mejor con un buen colchón, trata de dormir por lo menos seis horas para que realmente logres descansar y amanecer con toda la energía del mundo.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
fb-share-icon33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *