La intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa, cuando los lácteos te descomponen .

La intolerancia a la lactosa es un término que cada vez se escucha más en consultorios pediátricos, y las madres sufren cuando tratan de alimentar a sus niños sin saber las causas y formas de sobrellevarla.

La enzima lactasa es la que permite que la lactosa sea absorbida y metabolizada en el cuerpo.

Cuando por causas genéticas no está presente o sus niveles son muy bajos, producen una intolerancia del cuerpo a todos los lácteos y sus derivados. El cuerpo reacciona a ellos y las molestias y consecuencias de no identificarla y tratarla pueden ser desde moderadas a graves.

Algunos de los síntomas con los que puedes identificar la posibilidad de esta intolerancia son:

  • Cólicos estomacales
  • Distensión abdominal
  • Flatulencias
  • Heces con muy mal olor
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Mala absorción de los alimentos.

Esta última, la mala absorción de los alimentos en el intestino delgado es la más peligrosa de todas, pues puede conducir a una desnutrición, retardo en el crecimiento de los niños o la pérdida de peso.

La lactosa está presente en mucho más que la leche, están presentes en las mantequillas, quesos, sueros, helados, cremas y otros productos, por lo que identificar rápidamente las señales debe conducirte a un gastroenterólogo de forma inmediata. Existen otras deficiencias como la intolerancia al gluten, que son frecuentemente confundidas con la intolerancia a la lactosa, por lo que sólo un médico con las pruebas adecuadas es quien debe diagnosticar la intolerancia.

Aun así, una vez identificada, la intolerancia a la lactosa no es una cruz pesada sobre tus espaldas. Hoy día, con una correcta dieta evitando alimentos que contienen lactosa y llena de frutas, carnes, verduras y hortalizas puedes lograr un balance. Incluso en las farmacias puedes conseguir suplementos de la enzima lactasa, que puedes ingerir sin peligro antes de comer fuera de casa, y así suplir momentáneamente la carencia de la misma.

Es vital que visites a un médico si sufres de intolerancia a los alimentos cada vez que comas. Un gastroenterólogo puede diferenciar entre una simple intoxicacion, problemas por mala absorción de lactosa, enfermedad celíaca hasta casos más extremos como la enfermedad de Crohn. Sólo un especialista puede dar diagnóstico y tratamiento adecuado.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

ebay-espana-suplementos

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios