fbpx
castañas

Las castañas eran un artículo caro de encontrar en el supermercado. 

Castañas: la rica historia de esta increíble nuez 

Sin embargo, su popularidad ha aumentado en los últimos años. Ahora son asequibles y están ampliamente disponibles en línea. 

Hay muchas recetas de castañas que son deliciosas y saludables por sus beneficios nutricionales.

Las castañas son una buena fuente de fibra dietética y potasio. También son ricos en vitaminas A, D, E y complejo B, vitamina K, fósforo y selenio, que desempeñan un papel importante en el mantenimiento de una presión arterial saludable y la función de los riñones y el hígado. 

Las castañas también son una buena fuente de fibra dietética, que ayuda a reducir el riesgo de estreñimiento. Si combina todos estos nutrientes y el potasio de las castañas, tendrá una comida completa y nutritiva que puede ayudarlo a vivir una vida más larga y saludable.

Aunque las castañas contienen solo una pequeña cantidad de calorías, consumir grandes cantidades de frutos secos puede provocar un aumento de peso. Por lo tanto, la Asociación Estadounidense del Corazón sugiere que las personas con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más deben mantenerse alejadas de las nueces a menos que las acompañen con un refrigerio bajo en grasas. 

Esta pauta es especialmente importante para las mujeres porque puede ser peligroso para ellas consumir grandes cantidades de frutos secos sin realizar cambios significativos en su dieta. Por tanto, una comida con castañas y sin grasas adicionales proporcionará una fuente adecuada de nutrientes sin provocar aumento de peso. Cocinar castañas le brinda la oportunidad de disfrutar del rico sabor y los beneficios óptimos para la salud de estas sabrosas nueces.

Una de mis castañas favoritas, la Pinky Chestnut, sabe mejor cuando está cruda. Cuando se cocina, se vuelve muy rico en sabor y también proporciona muchos beneficios para la salud. Una porción de media onza de castañas crudas contiene aproximadamente el dos por ciento de su ración diaria de vitamina A, vitamina C y hierro. Las castañas crudas también aportan una cantidad de potasio, fósforo, calcio, manganeso y vitamina B6.

Algunas ideas de cómo disfrutar de esta deliciosa nuez.

Si quieres probar una receta deliciosa de castañas, puedes tostar las nueces y dorar ligeramente la harina a la perfección en una sartén antiadherente o en una sartén de hierro fundido. Agrega algunas castañas a la sartén junto con un par de cucharadas de mantequilla y esparce por la parte de arriba. Cubre el fondo de la sartén con una fina capa de harina. Deje que las castañas se cocinen durante unos dos minutos, volteando las nueces con frecuencia para aflojar la piel y ablandar los granos de las nueces. Apague la sartén y retire las nueces y la sartén, permitiendo que la mantequilla se asiente.

Para maximizar los beneficios nutricionales de las castañas, también debes comerlas crudas. Descubrirá que contienen la mayoría de sus vitaminas, minerales y nutrientes cuando aún están ligeramente crudas, aunque retienen muchos de sus nutrientes cuando se cocinan. 

El beneficio de comer castañas crudas es que puedes comer tanto o tan poco como quieras, son muy fáciles de digerir y ¡el sabor es excepcional! 

Las tortillas de harina de castañas, hechas con castañas y harina, son muy populares en la cocina mexicana.

Como ocurre con todos los alimentos con gran cantidad de taninos, cocinar castañas crudas las hace más dulces, lo que a su vez aumenta su valor para el consumo. El sabor de las castañas crudas es exquisito y su crujiente hará que tus vecinos hagan fila durante unos segundos. Hacen maravillosos acompañamientos para platos de carne de res o pollo, pero son aún mejores cuando se agregan a batatas horneadas, pasteles de arroz o varios otros postres. Si te gusta hornear, también puedes agregar castañas a tu repertorio sin mucho problema, ya que funcionan maravillosamente bien como ingrediente en panes, pastas, salsas, pasteles y muchas otras recetas.

Al comprar castañas, asegúrese de obtenerlas de una empresa de renombre que garantice un buen producto. Cuando llegues a casa, recuerda remojar las castañas en agua durante al menos media hora antes de utilizarlas. 

Muchos vendedores de castañas también recomiendan remojar las nueces durante la noche, pero esto realmente no es necesario. Solo recuerde que las castañas enlatadas, aunque son perfectamente aceptables, pierden gran parte de su contenido de nutrientes cuando están enlatadas, por lo que es una buena idea recogerlas frescas. 

Una vez que esté listo para cocinar con castañas, recuerde que puede usar un procesador de alimentos para licuarlas y obtener una textura de nuez y una textura más fina, o puede cortarlas en gajos y freírlas. Alternativamente, puede cocinarlos al vapor o al horno.

Si sigues una dieta Paleo, las castañas son una excelente adición a tu arsenal nutricional!

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.