stevia

Qué es la stevia?

Mucha es la moda y especulación acerca de la stevia.

Está en boca de todos como el santo grial para los diabéticos, y un rayo de luz en el túnel de los que quieren bajar de peso; sin embargo también es mucha la polémica y mala fe de muchos comerciantes que usan su buen nombre en productos sin realmente brindar los beneficios de ésta.

La stevia es una planta cuyo uso culinario data de hace más de 1,500 años, y era utilizada por los indios en la selva amazónica. Sus cualidades, sin embargo no son explotadas por la industria alimenticia sino hasta hace apenas un par de décadas cuando los problemas, que la misma industria ha causado en la dieta y alimentación de las personas con exceso de peso y diabetes, se han hecho evidentes y los ha obligado a buscar alternativas saludables.

Esta pequeña hoja, una vez disecada, puede ser molida con los dedos de las manos y se convierte en un edulcorante natural que supera en creces al azúcar en su capacidad de endulzar desde bebidas hasta postres.

Sus dos principales beneficios son que, por un lado su índice glicémico es sumamente bajo; y por el otro, que prácticamente no tiene calorías, por lo que para aquellos en plan de bajar de peso es un sustituto ideal del azúcar.

Estas virtudes están siendo explotadas comercialmente en un boom sin precedentes por la industria alimenticia. En el supermercado, puedes encontrar toda una sección de productos edulcorantes, y la estevia, ciertamente está desplazando a otros cuyo contenido de aspartame y otros, son perjudiciales para la salud. Sin embargo, hay que leer bien las letras pequeñas!. En el mismo anaquel, de seguro, encontrarás, con el mismo color, casi con la misma tipografía, empaques que hacen juego de nombres con la palabra stevia, y realmente no contienen stevia, o sólo una pequeña porción mezclada con ella. Esto es publicidad engañosa, y sólo tú, NO comprándolos harás que cesen estas prácticas.

Por otro lado, bebidas carbonatadas están incorporando la stevia en un acto de contricción y mercadeo por los males causados por el contenido de azúcar refinada y jarabe de maíz genéticamente modificado que utilizan en sus brebajes. Pero, allí también hay trampa! Pues no contienen 100% estevia, sino una parte de ella, y otra de azúcar; aunque se vistan de verde.

Soluciones:

  • Revisa los empaques de edulcorante en el supermercado, que digan estevia como ingrediente exclusivo.
  • Haz hidroponia casera. Puedes sembrar esta planta, cortar sus hojas y endulzar cuando lo requieras. Hoy día existen jardineras hidropónicas decorativas que le dan un toque chic a tu cocina, y a la vez te sirven para mantener tu salud.