fbpx
sal celta

Sal Celta… no es una sal común.

Ciertamente la sal es necesaria para la vida. Contiene sodio y yodo, dos minerales que intervienen la función hormonal de glándulas como la tiroides, o en la absorción del agua en el cuerpo.

Culinariamente hablando añade sabor a los alimentos, estimulando las papilas gustativas y ensalzando el gusto y apetencia por los mismos.

La sal celta, directamente extraída del agua del mar, contiene un alto contenido en minerales como el potasio y magnesio, que a diferencia de la sal común no es refinada, es secada al sol y en su procesamiento no lleva ningún aditivo químico, por lo cual es una sal que puede está certificada como orgánica.

Por su constitución química es una de las que más se aproxima a los fluidos corporales del ser humano.

Su sabor y aporte a la cocina es diferente de la sal regular puesto que por no ser tratada químicamente por la industria alimentaria conserva muchos de los minerales que se encuentran en el mar, y de hecho, muchos opinan que de forma gastronómica ese sabor a «mar» es su característica más sobresaliente.

La misma es cruda, es decir, son los cristales gruesos de sal en su forma natural; pero como su uso es de cocina, no de mesa, se disuelve fácilmente.

Hay muchos otros tipos de sales para cocinar, y cada uno guarda dentro de sus cristales un poco el sabor y aroma de las regiones de dónde proviene.

Sabías que…

Da energía a los músculos, previene calambres musculares, agujetas, contracturas…

En el baño, ayuda a combatir la fatiga, el estrés y el cansancio acumulado después de una dura jornada de trabajo o de cualquier tipo de esfuerzo, haciendo que nuestro cuerpo se relaje y revitalice.

El consumo diario de sal elimina y/o alivia problemas en la piel como psoriasis, dermatitis atópica, dermatitis seborreica, acné, hongos, llagas labiales, picaduras de insectos.

Previene la aparición de varices y las venas de araña en las piernas y muslos.

Previene y/o alivia el reumatismo, la gota, la artritis o la artrosis.

Tiene gran efecto bactericida y antibiótico.

Es muy recomendable en las personas débiles.

La ingesta de sodio reafirma la estructura del esqueleto y le aporta dureza a los huesos. La osteoporosis aparece ante la carencia de sal, ya que si el cuerpo necesita más sal de la que se le aporta, la extrae de los huesos

Es un antihistamínico natural, antialérgico. Influye en tu sistema nervioso.

Regula el sueño, actuando como un hipnótico natural, desarrollando patrones de sueño saludables.

Ayuda a eliminar infecciones recurrentes.

Regula el contenido de agua en el cuerpo, importante para un buen funcionamiento.

Es importante para generar energía en las células del cuerpo.

Es importante en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.

Elimina los ácidos tóxicos (ácido úrico, ácido láctico).

En pocas semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc.

La sal cruda ayuda a conservar los alimentos donde la refrigeración es inadecuada.

El exceso de consumo de sal está directamente ligado a la hipertensión arterial  y la retención de líquidos, por lo que debes reducir el consumo para evitar que sea perjudicial para tu salud.

La sal le da sabor a tus alimentos, como carnes y pescados, es saludable; pero como todo siempre te decimos: En Equilibrio!

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k
fb-share-icon4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.