fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
comida grasosa

Tus alimentos y los accidentes cerebrovasculares

La cuestión de «alimentos y accidentes cerebrovasculares» se ha convertido en una preocupación importante para todos, pero especialmente para las personas que han aumentado mucho de peso.

La razón de esto es que una gran cantidad de peso adicional significa una presión adicional sobre el cuerpo. Esto puede provocar problemas cardíacos, presión arterial alta y otras afecciones.

Si usted es una persona que ha aumentado mucho de peso y ha desarrollado muchos problemas adicionales con su cuerpo, entonces puede estar particularmente preocupado por la comida y los accidentes cerebrovasculares de una dieta que contribuye a la obesidad y los accidentes cerebrovasculares.

food and strokes

Hay dos factores principales que intervienen en el aumento de peso. En primer lugar, se agrega una gran cantidad de alimentos a la dieta durante un corto período de tiempo. En segundo lugar, falta el ejercicio físico. Con el tiempo, ambos factores se combinan para hacer que una persona engorde. Sin embargo, no es solo el exceso de peso lo que puede provocar problemas de salud, sino también la falta de ejercicio y actividad.

En términos de alimentos y accidentes cerebrovasculares, se cree que comer una gran cantidad de alimentos difíciles de digerir puede causar un bloqueo en las arterias. Cuando esto sucede, la sangre no puede fluir a través de las arterias como debería. Esto puede causar una afección llamada aterosclerosis. La aterosclerosis es la condición por la cual las placas en las arterias se estrechan. Con la aterosclerosis, hay menos oxígeno y nutrientes en el cerebro, lo que puede provocar diferentes tipos de accidente cerebrovascular.

La dieta y los accidentes cerebro vasculares

La dieta puede ayudar a reducir el riesgo de aterosclerosis. Debe comer menos alimentos ricos en calorías, lo que reducirá la cantidad de calorías que consume. Comer menos alimentos ricos en calorías significa que tendrá que quemar más calorías de las que ingiere. Reducir la cantidad de calorías en su dieta le ayudará a perder peso. También debe llevar una dieta saludable que tenga alimentos bajos en calorías.

Hay algunas enfermedades que se pueden prevenir reduciendo los alimentos y los accidentes cerebrovasculares. 

Estas enfermedades incluyen enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes, obesidad y algunas formas de cáncer. La mejor manera de reducir el riesgo de alimentos y accidentes cerebrovasculares es comer una dieta saludable que contenga muchas frutas y verduras. También debe beber mucha agua durante el día para que pueda eliminar las toxinas malas de su cuerpo.

Al controlar lo que come, puede reducir en gran medida el riesgo de alimentos y accidentes cerebrovasculares. También debes aprender a prestar atención a las porciones. Algunas comidas consisten en grandes porciones de comida. Si no presta atención al tamaño de las porciones, es posible que termine comiendo demasiada comida y con sobrepeso. Asegúrese de comer siempre una dieta sana y equilibrada que tenga muchas frutas y verduras.Tiempo; factor crítico para disminuir secuelas en ataques cerebrovasculares

Los Ataques Cerebrovasculares son la quinta causa de muerte en México y ocasiona cerca de 170 mil infartos cerebrales al año y es la causa más común de incapacidad en adultos.

En un ataque cerebrovascular la atención inmediata es vital, por cada minuto sin flujo de sangre al cerebro mueren cerca de dos millones de neuronas.

 El tiempo juega un papel fundamental al momento de tratar un Ataque Cerebrovascular (ACV). Por cada minuto sin aporte de sangre en el cerebro mueren cerca de dos millones de neuronas, que comandan una función cerebral que se pierde temporal o permanentemente, es por eso que cada minuto cuenta, pues la atención oportuna dentro de las primeras cuatro horas es crucial para reducir las secuelas o el riesgo de muerte.

Qué es un ACV? 

El ACV, o Accidenre Cerebro Vascular,  es un padecimiento causado por una falla en la circulación sanguínea en el cerebro, lo que impide la circulación de oxígeno y nutrientes, y puede afectar a hombres y mujeres de diferentes edades. 

El ataque puede ser isquémico, cuando hay un bloqueo de una arteria y es el más común; o hemorrágico cuando hay una ruptura o sangrado de un vaso sanguíneo en el cerebro.

 “Un accidente cerebrovascular es una emergencia y por lo tanto necesita ayuda médica extremadamente rápida ya que el tiempo de respuesta va a delimitar la gravedad de las secuelas o incluso salvar la vida del paciente. El tiempo, los recursos y protocolos para atender esta emergencia, son clave durante todo el proceso del paciente, desde los síntomas hasta el tratamiento y seguimiento” comentó Sergio Domínguez, Jefe de Atención Cardiovascular y Radiología Intervencionista para América Latina de Siemens Healthineers.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el ACV es la segunda causa de muerte en la mayoría de los países de Latinoamérica, con una tasa regional de 41 fallecimientos por cada cien mil habitantes en comparación a 21,9 en Estados Unidos y Canadá. En México, los ACV ocasionan cerca de 170 mil infartos cerebrales al año y son la quinta causa de muerte en el país y la causa más común de incapacidad en adultos.

Signos de Alerta

Es de suma importancia conocer los signos de alarma, como parálisis en cara, brazo o pierna, debilidad repentina, dificultad para hablar, visión borrosa por algunos minutos, mareos o aparición súbita de intenso dolor de cabeza sin razón aparente. La rápida identificación y acción ante la emergencia aumenta la tasa de supervivencia y disminuye las secuelas. 

Algunas de las secuelas ocasionadas por un ACV, van desde la parálisis en un lado del cuerpo (hemiplejia), control motriz débil (hemiparesia), problemas de equilibrio, músculos tensos y contracturas, dificultad al tragar (disfagia), problemas visuales, entre otros. 

Cerca del 90% de los casos de ACV son prevenibles, ya que los principales factores de riesgo pueden ser controlados y tratados. Factores como presión alta, problemas cardíacos y colesterol elevado aumentan las probabilidades, mientras que la diabetes y el tabaquismo pueden aumentar de dos a cuatro veces el riesgo de desarrollar un ACV.

Al ser un padecimiento prevenible en su gran mayoría, es fundamental la implementación de estrategias eficientes enfocadas tanto a la prevención como en la atención de los pacientes con ACV. Es por ello que Siemens Healthineers firmó recientemente una alianza con la World Stroke Organization (WSO) y la Sociedad Iberoamericana de Enfermedad Cerebrovascular (SIECV),  para la certificación de al menos 100 hospitales en 11 países de Latinoamérica. 

La compañía, que cuenta con un portafolio completo de soluciones avanzadas enfocadas en reducir el tiempo de respuesta de atención al paciente y acompañarlo durante todo el ciclo de cuidado, ofrecerá materiales educativos y capacitación para los profesionales de salud acerca de las últimas tecnologías y procedimientos en el manejo de la enfermedad, además apoyará en la creación de protocolos de atención.

El objetivo de esta iniciativa es incrementar la calidad y seguridad del tratamiento de ACV en Latinoamérica y mejorar los resultados para los pacientes que padecen la enfermedad. “La certificación de los centros de ACV es crucial para garantizar que los hospitales implementen y monitoreen todas las estrategias prioritarias que modifican la historia natural de la enfermedad para reducir la mortalidad e incapacidad. Es una gran oportunidad para la mejora continua de los servicios y cualificación de la asistencia integral en la región”, afirmó la Dra. Sheila Martins, presidenta electa de la WSO.

Al final, lo más indicado es la prevención mediante una vida saludable, balanceada…en equilibrium!

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k
fb-share-icon33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *