fbpx
hummus

Comidas de senderismo: Hummus deshidratado.

loader

Al hacer senderismo el peso es importante, pero la nutrición es esencial.

Cuando realizas largas caminatas por las veredas entre montañas y bellos paisajes, cada gramo de peso sobre tu espalda cuenta.

Ultra-ligero, se ha convertido en el término de moda entre los senderistas de larga distancia. Desde mochilas más ligeras, sacos de dormir, y estufas ultra compactas han ayudado a rebajar el peso a cargar, mejorando el rendimiento y alargando la vida útil de las piernas durante las caminatas.

La comida deshidratada, es uno de esos temas que suele desatar polémicas en las noches de fogata en los campamentos. Y creo que se resume en tres preguntas:

  1. Qué comer que ayude con las energías y el hambre?
  2. Qué llevar que pueda aguantar más días en la mochila sin descomponerse o perder sabor?
  3. Qué llevar que no sea tan pesado?

La respuesta: Aprender a preparar tus propias recetas deshidratadas!

El hummus de garbanzos: Proteínas y sabor para tus comidas en el camino.

Como sabes, los garbanzos son de los granos que proveen grandes cantidades de proteínas con gran sabor. Y deshidratarlo y volverlo a hidratar es sumamente sencillo!


Porciones:

16 servicios individuales

Ingredientes

4 x dientes de ajo, picados y luego triturados
2 latas de 400 g de garbanzos, escurridos y enjuagados
2/3 taza de tahini (tostado, no crudo)
1/3 taza de jugo de limón recién exprimido (soy muy generoso con el jugo de limón y uso más que esto)
½ cucharadita de pimienta de cayena (me salteo esto… preferencia personal)
¼ de taza de aceite de oliva (no agregado antes de deshidratar… ver más abajo)
½ cucharadita de sal

Preparación:

  1. En un procesador de alimentos o licuadora combine el puré de ajo, los garbanzos, el tahini y el jugo de limón. Procese hasta que quede suave. Agregue sal, a partir de media cucharadita, al gusto.
  2. Retire después de que esté completamente mezclado y extiéndalo en las bandejas del deshidratador de alimentos.
  3. Seque durante la noche o hasta que no se vea humedad en el hummus.
  4. Saque el hummus seco del deshidratador y procese hasta convertirlo en polvo en una licuadora o procesador de alimentos. En este punto, puede dividir en varias porciones en bolsas con cierre hermético según las porciones que desee (hago la mitad del tamaño de este lote para hacer el almuerzo de dos días para dos personas).
  5. Divide en 16 porciones en bolsitas herméticas, sacando todo el aire de las mismas.
  6. Guarda en el congelador hasta su uso.
  7. Rehidrataciòn: Mientras hago senderismo todas las mañanas a la hora del desayuno, pongo una porción en un recipiente pequeño y agrego agua. A la hora de comer añade unas gotas de aceite de oliva (puedes llevar unas onzas en una pequeña botellita separadamente).

Cuando esté listo para comer el hummus, verifique la consistencia: agregue más agua si es necesario para obtener la consistencia que desea y asegúrese de que esté bien mezclado revolviéndolo bien.
Por lo general, llevo aceite de oliva conmigo en los viajes para cocinar, si normalmente no lo haces, sòlo busca un recipiente que selle bien y pueda contener la cantidad de aceite que necesita.

La razón por la que agrego el aceite de oliva después de que la mezcla se haya deshidratado en esta receta es que el contenido de grasa afecta negativamente el tiempo y los resultados de la deshidratación, y creo que el sabor es mejor al agregar el aceite de oliva durante el tiempo de rehidratación.

Disfruta de un delicioso Hummus sobre unas tostadas o galletitas en tu desayuno de campamento.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.