conserva de calabaza

Mermelada de calabaza. Porque la calabaza no es sólo para asustar en Octubre sino para darse gusto.

La calabaza es una de esos frutos estacionales que acostumbramos comer en ciertas recetas tradicionales.

Sin embargo, por su alto contenido en fibra, pocos azúcares y cantidad de agua, es importante incorporarla más seguido y de diferentes formas a tu dieta.

Aquí te dejamos una receta de conserva de calabazas que te hará agua la boca...Imagina tu desayuno con una rica tostada de pan multicereal, un buen café orgánico y esta mermelada... ufffff!

Ingredientes

1 Kg. de calabaza. Escoge una calabaza que esté bien anaranjada, sin moho o color verde.

Utiliza stevia en polvo para cocinar, unas 4 cucharadas bastan.

150 gramos de pasas sin semillas

20 gramos de mantequilla, no de margarina

Una rama de canela

40 ml. de zumo de limón

Una pizca de sal al gusto

Preparación

Primero cortamos la calabaza con un cuchillo dentado, en mitades, y luego en trozos más pequeños.

Remueve y guarda las semillas, y corta en cubos después de haber quitado la cáscara de la misma. No botes la corteza para que la utilices en otra deliciosa y saludable receta!

Coloca la noche anterior en una olla con agua de forma que la calabaza quede totalmente sumergida. Añade la stevia, y las pasas.

Vamos a necesitar unos frascos de cristal, los cuales deben estar esterilizados. Si tienes una olla de biberones aún, puedes colocarlos en ella. Si no, coloca los envases en una olla con agua y hiérvelos por un rato. Posteriormente, pon un trapo de cocina limpio y coloca boca abajo los envases. Es importante que estén estériles para que la mermelada no se dañe.

Con la calabaza ya macerada, vamos a hervirla a fuego suave en su misma agua con el limón, la sal y la canela en rama en una olla a temperatura media, a la vez que irás moviendo la mezcla para que no se nos pegue. Si puedes usa una olla de teflón por una media hora, hasta que espese y tenga la consistencia de mermelada.

Deja reposar, y luego vierte el contenido de la olla en una batidora para mezclar y reducir los trozos a una mezcla más parecida a un puré.

Distribuye en los envases de vidrio y ciérralos muy bien. Preferiblemente, para hacer un efecto de vacío y que se conserven por más tiempo, coloca los envases en baño de maría por un rato hasta que queden sellados al vacío.

Vas a disfrutar de una mermelada natural, sin preservativos químicos, y deliciosamente dulce!

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios