fbpx
Pan de muerto

Pan de muerto. Una bella tradición mexicana para recordar a quienes ya no están con nosotros.

El pan de muertos en México es una de las tradiciones culinarias de la época prehispánica que han trascendido de aquellos tiempos a nuestra cocina actual.

Y aunque en principio fue un sustituto de los antiguos rituales de sacrificios humanos a los dioses, hoy en día se prepara como una ofrenda a los espíritus de los amigos y familiares que han fallecido y no están con nosotros, es una forma de recordarlos cariñosamente y mantenerlos siempre presentes.

Generalmente es uno de los elementos más representativos de la cultura mexicana en el mes de octubre, y se consume cerca del «Día de los Muertos».

Generalmente las familias se acercan a los cementerios a compartir un picnic cerca de la tumba de los seres queridos y brindar por su alma de forma más que apesadumbrada, feliz por ellos que han pasado a una mejor vida. Las lápidas se llenan de flores de cempasúchil, calaveras de azúcar, objetos personales como fotografías en lo que conforman un altar de muertos.

En la panaderías de todo México, y por cada una de las regiones, varía la decoración con azúcar de colores o algún toque especial a la receta que las distingue y diferencia del resto del país.

Masa del Pan de Muertos

2 cucharadas de levadura

½  taza de agua

1 cucharada de estevia

500 gramos de harina de trigo integral

500 gramos de harina de trigo

1 taza de crema de leche vegetal o yogurt

4 huevos orgánicos

225 gramos de mantequilla sin sal o aceite de coco

La ralladura de una naranja

½ litro de leche de vaca o almendras

1 huevo orgánico batido

Estevia en polvo para decorar

Preparación

Procede a disolver la levadura con el agua que debe estar tibia, no caliente.

Añade la estevia, y debes dejar reposar hasta que se formen burbujas con consistencia grumosa en el tope.

Cierne las harinas y colóquelas en un recipiente profundo, haz un hoyo en el medio y añade crema, huevos, mantequilla, cascara de naranja y leche.

Integra todos los ingredientes con las manos hasta formar una bola, y continúa amasándola sobre una superficie enharinada, hasta que esté suave y manejable.

Cúbrela con una toalla de cocina limpia y húmeda; y deja levar hasta doblar su volumen. Luego vuelve a amasar para eliminar el exceso de aire, ide la masa en 5 partes iguales y forma 4 panes.

La quinta porción de masa servirá para hacer la decoración de los huesos que se representan sobre el pan.

Estira la porción de masa para la decoración, churros de masa que deben tener la longitud de la parte de arriba del pan, y usa tu creatividad para hacer «huesitos»  que se colocarán sobre el pan cruzándolos en una equis, pegándolos con el huevo batido y espolvoreando la estevia.

Coloque los panes sobre placas de horno engrasadas y enharinadas.

Déjelos reposar hasta que doblen en volumen su tamaño.

Barniza con huevo batido para darle color, espolvoree con azúcar y hornee a 180 Grados Centígrados por 35 minutos o hasta que se despeguen de la charola y tengan un color dorado.

Celebra el día de muertos en armonía y en equilibrio, recuerda que los excesos te sacan de balance!

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k
fb-share-icon3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.