fbpx
Equilibrium, Lo Natural como estilo de vida
Risotto de calabaza

Recetas del mundo. Risotto de calabaza

El risotto es uno de esos platos italianos que tiene muchas variaciones. Desde un risotto negro, de calamares; de hongos Porcini con Salchichas italianas, o de tomates; es una delicia al paladar.

En este particular caso, queremos que experimentes con esta receta, un tanto más delicada al gusto que el risotto negro. Y por supuesto con los beneficios de la calabaza a tu nutrición.

Ingredientes

1 calabaza pequeña

1 cucharada de aceite de oliva

2 dientes de ajo

8 cebollas pequeñas

25 gramos de mantequilla 

200 gramos de arroz para risotto

2 cucharaditas de comino molido

1 litro  de caldo de verduras caliente

50 gramos  de queso tipo parmesano rallado, puedes como alternativa usar un queso vegano

1 chorrito de vino blanco de cocina

Un poco de cilantro picado finamente picado.

Preparación

Precaliente el horno a 180 grados centígrados.

Pique  la calabaza o calabaza en cuadritos de 1,5 cm.

Guarda las semillas para tostarlas como botanas luego.

Coloca la corteza en los residuos orgánicos o en tu compost.

Póngala en una bandeja de horno, y rocíe sobre un poco de aceite de aceite de oliva. Hornee a  continuación durante 30 minutos.

Mientras que la calabaza está al horno, usted puede hacer el risotto.

Ponga el ajo en una tabla de picar, y con el lado de un cuchillo, aplaste y remueva la veta verde de en medio.

Corte las cebollas en trozos muy finos.

Caliente una cucharada de aceite y la mantequilla en la sartén a fuego medio.

Agregue las cebollas y el ajo.

Una vez que la cebolla esté suave sin dorarse, añadir el arroz y el comino. Revuelva bien para cubrir en la mezcla de mantequilla durante 1 min.

Ir agregando el caldo y el vino blanco poco a poco, y revolver de vez en cuando hasta que haya desaparecido en el arroz. En lo personal para darle un sabor un poco más intenso a calabaza, agrego unos cuantos cuadritos pequeños al caldo para impregnar todo el arroz de su sabor y color.

Verifique que  la cocción del arroz esté al punto con una cuchara de madera o silicona sin remover demasiado para evitar que se “apaste” , sin que se reseque. Retira del fuego.

Para mí, el punto ideal es en el cual el agua baja casi completamente sin desaparecer totalmente. De esta manera no queda seco, sino ligeramente húmedo.

Una vez que el arroz esté lo suficientemente suave para comer, revuelva suavemente y añada el queso parmesano rallado, cilantro picado y calabaza asada.

Sigue disfrutando de los más saludables platillos en nuestra sección de recetas

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *