suspiros de merengue

Suspiros que derriten...tu paladar!

Los suspiros son una delicatez de postre fácil de preparar que nunca pasa de moda...

Una de las cosas que el encierro ha logrado, es que reconectemos con familia en formas que antes no pensábamos. La rutina diaria ha cambiado, y cocinar en familia es una de ellas.

Los suspiros de merengue son una de esas recetas de toda la vida, que no por vieja o sencilla deja de estar de moda. Y cuando de un antojo dulce se trata, es una opción a tener en una latita reciclada.

Como siempre te decimos, la salud está en tener balance. Es bueno darse un gusto de vez en cuando; pero recuerda, el azúcar es adictiva, así que llévala ligero.

Receta de suspiros de merengue.

Ingredientes

5 de claras de huevos orgánicos

300 gramos (1 1/2 tazas) de azúcar

2.5 gramos de sal celta

2.5 gramos de cremor tártaro (puede sustituirse por 1/2 cucharadita de zumo de limón)

1 cucharadita esencia de vainilla

Preparación

Precalentar el horno a 90°C.

Coloca papel encerado sobre dos bandejas.

Con un batidor de mano , mezcla el azúcar y las claras en una olla en baño de María hasta obtener una mezcla homogénea y sin ningún grumo. Evita que se cocine la mezla, sólo bate hasta que veas que tienes esa consistencia.

Como nota adicional, nosotros no recomendamos el uso de colorantes en gel o cualquier otro tipo de sustancia no natural para darles color. Mientras menos químicos y más natural, mejor!

En un envase de batidora eléctrica vaciar la mezcla de huevo y azúcar y agregar el cremor tártaro. Empieza a batir en velocidad media-rápida hasta que se vea glaceada, espumosa y que al levantar el mezclador de la batidora quede a punto de nieve o picos que se mantienen sin asentarse. Ten cuidado de no batir de más pues perderá la consistencia.

Sobre las bandejas previamente preparadas coloca el merengue utilizando cucharadas o con una manga de pastelero. Si quieres ser un poco más creativo puedes cambiar los picos de la manga y hacer los suspiros de merengue con formas y texturas diferentes.

Hornea por 1 hora y media a 2 horas, hasta que veas que los suspiros secarse.

Apaga el horno y deja que se terminen de dorar por 30-45 minutos aprovechando el calor residual.

Al sacarlos remueve con cuidado del papel encerado para que no queden restos de papel en tus suspiros.

Coloca los suspiros en una latita de aluminio decorada por tus hijos y sobretodo mantenla alejada de ellos para que no asalten la cocina cada 5 minutos, pues son adictivas!

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Tagged under postres suspiros

ebay-espana-hogar-y-cocina

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios