abono orgánico.

Enseñando a reciclar a tus hijos. El compost, o abono orgánico.

Los desechos de un hombre son la riqueza de otro, pero en este caso, nuestros desechos son la riqueza de la naturaleza, o de un jardín lleno de flores y exuberante.

El compost no es más que abono orgánico, mismo abono que muchas empresas de recolección de basura hacen con los planes de separación de basura entre orgánicos e inorgánicos.

En el caso de los inorgánicos estos son luego separados entre metales, vidrios y plásticos; de los cuales hablaremos en una entrega posterior. Sin embargo, en este caso, los orgánicos pasan a ser reutilizados por algunas empresas para hacer compost de forma masiva.

Este compost es aprovechado por la industria de la agricultura para fertilizar los campos a la vez que se reduce la contaminación y basura. Es una forma de minimizar el impacto de los rellenos sanitarios a largo plazo, de evitar la erosión de los suelos, y mantener la capa vegetal de las zonas agrícolas.

Pero en tu jardín, si vives en una casa, puedes hacerlo?. Claro que sí! y de hecho es una experiencia enriquecedora y motivadora para que tus hijos aprendan a cuidar el ambiente, y de propia mano viendo los resultados de cómo el reciclaje puede dar paso a la vida de nuevo.

Nuestra receta para un compost de jardín

Ingredientes

Recolecta con tus hijos diariamente los desechos vegetales y de los alimentos de tus comidas. Desde cáscaras de huevos, la borra del café, restos de frutas y verduras como cualquier otro desecho orgánico no procesado industrialmente sirven para obtener un compost casero.

Los mismos deben estar picados en trozos lo más pequeños posible para ayudar a que los mismos se desintegren rápido y uniformemente.

Recolecta los restos vegetales de la poda de tu jardín, así como hojas secas que caen de los árboles.

Si tienes mascota en tu patio, el también puede colaborar!. Recolecta sus heces y ´viértelas en el tanque.

Compra cubos plásticos de gran tamaño (50 galones) y haz perforaciones en los laterales para que el oxígeno penetre a la mezcla que vamos a hacer

Preparación

Por al menos una semana recolecta todos los ingredientes y viértelos en el cubo hasta llenar unas 3/4 partes del mismo. No llenes el cubo, pues vamos a requerir que remuevas ocasionalmente su contenido, y no quieres hacer un desastre.

Trata de lograr una proporción de 70/30, es decir, 70% de alimentos y vegetales, y un 30% de restos de tu mascota.

En esta primera fase, o fase termófila. Las bacterias comienzan su acción de transformar los residuos orgánicos; y el calor de la mezcla irá en aumento por la producción de gas metano por parte de esas bacterias. Los huecos que abriste el tanque o cubo, ayudan a que penetre el oxígeno, y la producción de metano se reduzca, así como el mal olor. En esos primeros días es necesario que con una pala remuevas el contenido para que entre a la mezcla más oxígeno, y se descompongan sus ingredientes.

Verás como los restos se van desintegrando en pedazos más pequeños cada vez al pasar estos días, y el calor que se genera irá disminuyendo.

En una segunda etapa, o etapa mesófila, la cual dura un par de meses, la mezcla pierde el mal olor y se va asentando. No es necesario removerla sino ocasionalmente.

El mal olor pronto tendrá un olor a campo, y es cuando tu abono orgánico o compost está listo para ser utilizado en tu jardín.

Una vez esté listo, puedes colocarlo alrededor de tus plantas de la misma forma que colocas los posos de café alrededor de sus tallos.

Recuerda que si encuentras lombrices tus plantas, ellas ayudan a aflojar la tierra y a enriquecer tu compost, protégelas, son tus aliadas para un jardín precioso.

Motiva a tus hijos a sembrar árboles o flores contigo, y al ver cómo crecen rápidamente y con flores de colores, ellos entenderán, que nuestros desechos pueden ser reciclados y dar vida nuevamente.

Quieres iniciar a tus hijos en el cultivo urbano? Lee más aquí!

Pin It
5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Ebay USA Gardening Spanish

ebay-espana-jardin-y-reciclaje

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios