fbpx
edificio inteligente

¿Qué son los edificios inteligentes?

Sistemas y servicios interconectados en redes inteligentes actúan como catalizadores del cambio en beneficio del ambiente y del ser humano.

La tecnología aplicada al manejo de los recursos de los edificios hace que sea más fácil para todos trabajar y vivir, permitiendo nuevas formas de colaboración y agilizando muchos procesos complicados. 

El movimiento de construcción inteligente y medio ambiente es el siguiente paso lógico en la búsqueda de la raza humana por una mayor eficiencia. Y los edificios mismos son la clave de esta eficiencia. Con diseños de edificios más inteligentes, prácticas de construcción inteligentes y tecnologías de construcción de ahorro de energía; los edificios inteligentes pueden volverse más funcionales y habitables.

Sensores, el alma de los edificios inteligentes

La tecnología de construcción inteligente utiliza sensores para monitorear los sistemas dentro de los edificios y controlar de forma remota los sistemas y los servicios públicos. En la actualidad, se utilizan muchos sensores de edificios inteligentes. Estos sensores recopilan datos en todo el edificio. Algunos de los sensores recopilan lecturas de temperatura, humedad y calidad del aire y las transmiten a una base de datos interna para su análisis y generación de informes. Otros sensores brindan conectividad inalámbrica, lo que permite a los ocupantes acceder de forma remota a servicios comunes como ascensores, baños o estacionamiento.

edificios inteligentes

Sensor de puerta de garaje de estacionamiento. 

Las puertas automatizadas son una de las formas más eficientes y rentables de reducir el consumo de energía. Los edificios inteligentes deben incluir un sensor en la puerta del garaje de estacionamiento para alertar a los ocupantes cuando el garaje está abierto. La puerta no se cerrará automáticamente a menos que un humano o un dispositivo automatizado lo solicite. Dichos edificios deben incluir paredes inteligentes con múltiples zonas para una eficiencia óptima. Se debe habilitar la ocupación por zonas para que los edificios inteligentes mejoren el flujo de tráfico.

Sistemas de construcción y ahorro de energía.

A medida que los edificios envejecen, naturalmente se vuelven menos eficientes y aumentan sus necesidades de consumo de energía. Es necesario implementar nuevos sistemas de construcción. Los costos de electricidad y calefacción continúan aumentando a un ritmo alarmante. El exceso de calor se puede disipar a través de los techos en edificios con jardines en el techo. Para ahorrar en las facturas de electricidad, los electrodomésticos de los edificios inteligentes deben tener circuitos equilibrados para permitir una distribución equitativa de la electricidad entre los diferentes electrodomésticos. Los termostatos deben integrarse en los sistemas del edificio para controlar la temperatura dentro y fuera de las instalaciones.

Seguridad.

Los ocupantes del edificio deben recibir medidas de seguridad. Se deben incluir cajas fuertes o tarjetas de acceso controlado en todos los puntos de entrada. Los sistemas de cámaras también se pueden incorporar en edificios inteligentes para monitorear todas las actividades dentro del edificio. Se pueden usar alarmas para alertar al personal de seguridad en caso de entradas no autorizadas.

Gestión de instalaciones. 

La gestión de instalaciones requiere que los edificios inteligentes funcionan como deberían. Los empleados deben poder acceder a la información contenida en las aplicaciones de gestión de activos digitales. La gestión de activos digitales ayuda a los empleados a gestionar sus archivos digitales desde cualquier ubicación. El mantenimiento de las instalaciones debe automatizarse para minimizar las llamadas de emergencia. Se deben realizar inspecciones diarias para asegurar que la instalación esté funcionando de manera eficiente.

Energía renovable 

La tecnología mejorada en edificios inteligentes puede proporcionar una solución más ecológica para los costos de electricidad de un administrador de instalaciones. Los edificios podrían utilizar tecnologías de energías limpias para reducir su consumo de energía. Además, los administradores de las instalaciones pueden ofrecer incentivos a los residentes para que utilicen electrodomésticos de bajo consumo.

Iluminación avanzada. 

La tecnología de iluminación mejorada puede proporcionar iluminación interior a un costo menor de lo normal. Además, la iluminación dentro de los edificios inteligentes podría automatizarse para que las luces solo se enciendan cuando los ocupantes lo soliciten. Esta característica disminuirá la necesidad de interruptores de luz manuales. 

Con la tecnología de iluminación LED, los edificios inteligentes pueden ofrecer una iluminación que es hasta un 75% más eficiente que la iluminación convencional. Esto permitirá que los edificios conserven aún más energía. 

Los temporizadores de iluminación automática también ayudarán a mantener los espacios comerciales bien iluminados para que los empleados no pierdan tiempo buscando soluciones de iluminación. El diseño de las paredes interiores y exteriores debe ser lo más eficiente posible, utilizando la menor cantidad posible de vidrio y otras fuentes de luz absorbente. Esto ayudará a proporcionar la mejor calidad de aire interior y ahorros de energía en edificios ecológicos.

Nuevas tecnologías en la generación de electricidad solar mediante peliculas adheridas a los cristales de los edificios, junto con los sistemas de almacenamiento inteligentes son de las nuevas carreras por hacer de los edificios autosustentables en el consumo eléctrico, y por ende en la reducción de combustibles fósiles.

Controles ambientales

Además, los sistemas de calefacción y refrigeración pueden automatizarse para ahorrar aún más energía. Estos edificios funcionarán de manera más eficiente y también podrían ayudar a prevenir aumentos en los precios del combustible debido a una mayor demanda de energía. La automatización y la gestión automatizada de las instalaciones no solo brindan beneficios tangibles a los ocupantes, sino que también generan recompensas ambientales a través de la reducción del consumo de energía.

Seguridad y diseño a prueba de vandalismo. 

Los nuevos edificios inteligentes tendrán medidas de seguridad lo más robustas y avanzadas posible. Esto reducirá la cantidad de daño causado por los vándalos. El edificio debe construirse con materiales que puedan soportar altas temperaturas y tener ventanas y puertas altamente aisladas.

Edificación ecológica y ecoeficiencia.

Proporcionar condiciones de vida saludables es una parte importante de la edificación inteligente y la ecoeficiencia. Los materiales de construcción deben fabricarse con elementos contaminantes bajos o nulos. La calidad del aire interior debe probarse con regularidad para asegurarse de que el edificio no emite gases tóxicos ni contaminantes. Todo el personal debe estar capacitado sobre los procedimientos de seguridad adecuados para evitar la exposición a sustancias tóxicas.

Todos estos avances, que hoy en día son manejados por sistemas automatizados; podrán ser integrados con Inteligencia Artificial para incluso predecir las necesidades energéticas, de mantenimiento y de seguridad de las personas que los habitan.

El síndrome del Edificio Enfermo será cosa del pasado gracias a la implementación de todas estas nuevas tecnologías en favor del ser humano y del ambiente.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.