Diabetes

Diabetes tipo 1, posiblemente relacionada con salud de microbiota intestinal

La implicación de esta comunidad de bacterias y otros microorganismos representaría un punto de inflexión en la búsqueda de tratamientos complementarios a la insulinoterapia

La enfermedad inflamatoria intestinal y hasta la enfermedad injerto contra huésped también podrían estar relacionadas con el que comienza a ser considerado como un “nuevo órgano inmunitario”

Diferencias en la diversidad y composición de la microbiota intestinal podrían incidir en el desarrollo de trastornos inmunitarios e inflamatorios como la diabetes tipo 1, lo que haría necesario explorar nuevas opciones de tratamiento complementarias a la insulinoterapia.1

De acuerdo con el estudio Microbiota intestinal y defensas inmunitarias, del Biocodex Microbiota Institute, otras patologías como la enfermedad inflamatoria intestinal y hasta la enfermedad injerto contra huésped también podrían estar relacionadas con el estado de salud de esta comunidad de especies bacterianas y otros microorganismos alojados principalmente en el intestino humano y su colón, a la que incluso se le comenzaría a considerar un “nuevo órgano inmunitario”.2

En el caso del riesgo para la diabetes tipo 1, una de las hipótesis planteadas estaría relacionada con un aumento de la concentración de bacterias gramnegativas, que contribuiría a la destrucción de células beta-pancreáticas.3 Estas células son las encargadas de detectar cambios en el nivel de azúcar en sangre e incrementar la producción de insulina, una hormona necesaria para permitir que la glucosa en la sangre ingrese a las células y produzca energía.

La producción de muy poca o ninguna insulina trae como consecuencia que la glucosa se acumule en el torrente sanguíneo, situación presente en la diabetes tipo 1 que, de no diagnosticarse y atenderse debidamente, es uno de los factores de risgo que puede traer complicaciones como enfermedades del corazón y circulatorias, lesiones a los nervios, riñones, ojos y pies, trastornos de la piel y la boca y complicaciones en el embarazo (diabetes gestacional).

A partir de experimentos con ratones, el estudio también detalla que una dieta sin gluten podría contribuir al aumento de bacterias beneficiosas para el metabolismo y las funciones de las células beta-pancreáticas, en tanto que una dieta rica en grasas propiciaría condiciones favorables para el desarrollo o exacerbación de la enfermedad.4

Respecto de la enfermedad inflamatoria intestinal, la investigación señala que el desequilibrio en la flora intestinal va de la mano con este padecimiento, pues genera un estado de inflamación crónico. El estudio también advierte que el uso de antibióticos en el trasplante de células madre hematopoyéticas —con el objetivo de prevenir infecciones bacterianas después de la quimioterapia y la radioterapia—, podría alterar el equilibrio de la microbiota, aumentando los efectos nocivos de la respuesta inmunitaria en la enfermedad injerto contra huésped.5, 6

El Biocodex Microbiota Institute es un centro de conocimiento que pone información científica sobre las microbiotas a disposición del público en general y los profesionales de la salud. Para tener acceso a información más detallada acerca de este y otros temas relacionados, visita el sitio Biocodex

Fuentes:

  1. Microbiota intestinal y defensas inmunitarias. Biocodex Microbiota Institute, 2019
  2. Aspects of gut microbiota and immune system interactions in infectious diseases, immunopathology, and cancer. Frontiers in Immunology. 2018
  3. Gut Microbiota and Type 1 Diabetes. Int J Mol Sci. 2018
  4. The Gut Microbiota and Hematopoietic Stem Cell Transplantation: Challenges and Potentials. J Innate Immun. 2018
  5. The Gut Microbiota and Immune System Relationship in Human Graft-versus-Host Disease. Mediterr J Hematol Infect Dis. 2016
  6. Biocodex

***

Biocodex México

Fundada en Francia en 1953, Biocodex es una compañía independiente multinacional, basada en altos estándares científicos y de manufactura, con 60 años de trayectoria exitosa. Su actividad inicial se enfocó en el área de gastroenterología, con un producto único: Saccharomyces boulardi CNCM I-745®, el primer medicamento probiótico de este tipo que tiene un efecto positivo en la microflora intestinal. Hoy en día, este laboratorio farmacéutico se transforma más allá de sus raíces, expandiendo su portafolio hacia áreas terapéuticas diversas, como gastroenterología, manejo del dolor, neurología, otorrinolaringología y reumatología. Actualmente, Biocodex tiene venta internacional en 124 países a través de 112 comerciales y 9 subsidiarias: México es una de las más recientes, a partir de 2014.

2X1BANNER