te verde

El Té Verde o Té negro por las mañanas?

Ya cinco siglos antes de Cristo, los beneficios del Té Verde ya eran reconocidos y empleados en China, tanto en su dieta como en su medicina.

Esta infusión, una de las tantas variedades de té que existe, es una de las preferidas en las dietas de detoxificación, debido a su capacidad diurética, acelerando el metabolismo y estimulando el desecho por vía natural estas toxinas. Así mismo, al acelerar el metabolismo, estimula al organismo de forma natural a quemar los depósitos de grasa acumulados, por lo que es una de las bebidas preferidas en las dietas para adelgazar, como también para la reducción del colesterol.

El Té verde tiene un alto contenido de cafeína, por lo que estimula el sistema nervioso central. Tus neuronas son de las principales que son estimuladas por este, haciendo que estés más alerta y activo. Sin embargo, no es recomendado antes de dormir, pues este mismo efecto, causa insomnio y nerviosismo.

En este mismo sentido, al estimular tus células cerebrales, retrasa el avance de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Contiene un alto concentrado de vitamina C, que refuerza tu sistema inmunológico, contra la gripa o enfermedades como el escorbuto.

Hoy día, el consumo del té ha pasado de ser algo estereotipadamente inglés, a ser algo contradictoriamente tan común como chic ala vez; ya que existen a lo largo de todas las grandes metrópolis del mundo, Bares de Té, donde encontrarás no sólo este Té, sino cientos de variedades y sabores, con trozos de frutas y aderezos que lo hacen no solo algo beneficioso, sino un verdadero placer a tus sentidos y una ocasión de compartir con amigos.

VERDE VS. TÉ NEGRO - ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

El año pasado se consumieron más de 80 mil millones de tazas de té en los EE. UU., Y el té verde y negro se convirtieron en los dos tipos de té favoritos de la nación. Sin embargo, la mayoría de los bebedores de té pueden no darse cuenta de que ambos tés provienen de la misma planta. De hecho, esto es cierto para todos los tés: son solo las diferencias en la preparación y la oxidación lo que les da sus perfiles de sabor únicos. Aquí hay breve una introducción a las diferencias entre el té verde y el té negro:

Té negro

Para preparar las hojas de té para el té negro, las hojas enteras se cortan con la máxima frescura de la planta de té, Camellia sinensis, y se dejan marchitar. El marchitamiento reduce naturalmente la cantidad de agua en la planta, luego las hojas se dejan a un lado para secarse y oxidarse en un proceso llamado fermentación. La composición química de las hojas de té cambia a través de la fermentación: cuanto más tiempo se dejen oxidar las hojas, más oscuras serán las hojas. Un largo proceso de oxidación es lo que le da al té negro su sabor distintivo y audaz.

El té negro tiene un alto contenido de cafeína, por lo que si no aprecia el café negro, un par de tazas de té negro mantendrán su atención y se centrarán en las tareas diarias desde que comienza tu día. Además, el consumo de té negro reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

Té verde

Si bien el proceso de preparación para el té verde comienza de la misma manera, la cantidad de fermentación es diferente, dando resultados drásticamente diferentes. A veces se deja que las hojas de té verde se marchiten ligeramente, pero luego se cuecen al horno, se secan al horno o se cuecen al vapor para evitar que se produzca oxidación. Como las hojas no se fermentan, conservan su color verde y producen un sabor más ligero y herboso.

Los beneficios para la salud de beber té verde son incomparables cuando buscas una bebida sabrosa pero potente para reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. El extracto de té verde también te ayuda a reducir algunas pulgadas de tu cintura si buscas algo de pérdida de peso.

Ese mismo extracto se utiliza para preparar muchas más recetas que tan sólo infusiones. Con él desde helados hasta bebidas llamadas Matcha como un latte, limonadas, postres y muchos otros más.

Algunas tazas de té verde regularmente también lo ayudan con tus niveles de azúcar en la sangre. Pero, sobre todo, el té verde es un excelente antioxidante, que te ayuda a reducir el riesgo de que las células cancerosas se reproduzcan en su cuerpo, así como a mantener su piel tonificada.

Entonces, ¿cuál es el mejor té para el desayuno? Personalmente, elegiré unas hermosas hojas de té negro para un desayuno inglés, si es un caluroso día de verano, té helado o una deliciosa taza de té verde para seguir adelante.

No importa lo que elijas, ¡cualquiera de estos tipos de tés hará que tu día sea un buen día!

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...