Los caballos de carrera

Héroes olvidados. Los caballos de carrera

Como herramientas viejas, o que funcionan mal; miles de caballos son sacrificados u olvidados después de su vida útil en los hipódromos.

La historia de la humanidad ha tenido momentos determinantes en que de una o otra forma han marcado giros al destino del desarrollo. Uno de ellos fue la domesticación de los caballos y su incorporación como medios de transporte o de carga, acortando distancias entre poblados y ayudando al comercio. Adorado e idolatrado por algunas culturas, fue pronto utilizado como forma de ganar dinero en apuestas, tanto en carreras de larga distancia, saltos con obstáculos o carreras de velocidad; lo cierto es que el caballo ha sido puesto a prueba de mil y un formas para alimentar el ego de criadores o de países enteros que se han identificado con los logros de este otro cuadrúpedo amigo del hombre. Sin embargo, qué pasa cuando deja de ser útil? Qué pasa cuando deja de producir dinero?

Recientemente en Australia, en la pasada edición del Melbourne cup, luego de poner al extremo a uno de estos animales en plena carrera para el beneplácito de apostadores y espectadores, el mismo cayó a tierra a partir de una lesión generada por el abuso del jockey y entrenadores. Una vez terminada la carrera, y en medio de la celebración por el ganador de la misma; las cámaras enfocan al medio de la pista a una tragedia que con telones cubrían la vergüenza y por el miedo a la reacción de los amantes de los animales. La lesión sufrida era tan grande, que las posibilidades de recuperación, y por supuesto de volver a correr, eran mínimas. Con sigilo y con cuidado el caballo de carrera fue retirado de la pista, y sacrificado para evitar mayores gastos. Lo invertido en su alimentación y cuidados ya no eran una inversión rentable; mucho menos los gastos médicos para darle un resto de vida tranquilo y apacible como agradecimiento por sus años de esfuerzo.

Las protestas del público fuera del hipódromo, en las calles, en las redes y en las casas no se hizo esperar. Mientras tanto, los espectadores se ahogaban en alcohol y comida, en una bacanal sin sentido y sin interés en la tragedia reciente.

Si hay vida después de las carreras de caballos...

En la sinuosa carretera a Half Moon Bay, un pequeño camino de tierra conduce a una montaña donde los establos de madera dan a laderas cubiertas de hierba con flores amarillas que dan la bienvenida a los visitantes de la Fundación Square Peg, una casa de retiro para antiguos caballos deportivos.

En un extremo de los establos se encuentra Sonic, un caballo que roba comida de los cubos de sus vecinos, y Curtis, un caballo de carreras con pie de palo que perdió un ojo en un accidente. En el otro extremo, están Bert y Panzur, que retozan topando sus cabezas.

Junto a ellos hay un enorme pura sangre blanca de 12 años con una mancha de barro en la mejilla. Él pone las orejas hacia atrás, generalmente un signo de ira, cuando la gente se acerca demasiado; sin embargo le permite a Joell Dunlap, director ejecutivo de la Fundación Square Peg, rascarle donde el barro le ha provocado picazón.

Conoce también a Bruces Dream. Al igual que los otros caballos de la Fundación Square Peg, también es veterano del deporte ecuestre y tiene las lesiones para demostrarlo. Hasta el día de hoy, tiene una lesión en el hombro que sufrió durante las carreras que le impide hacer saltos.

Los pura sangre están expuestos a muchas lesiones en su vida de competencias...

Las lesiones en las piernas son comunes en las carreras de caballos. Las patas de los caballos son frágiles y la intensidad con la que corren a menudo puede causar lesiones que, si no se identifican y tratan, pueden provocar accidentes fatales en las pistas de carreras. El último informe anual de California Horse Racing Boards muestra que 162 caballos murieron en actividades relacionadas con las carreras, incluido el entrenamiento, desde julio de 2016 hasta junio de 2017.

Para estar seguros, las regulaciones más estrictas y los esfuerzos extensivos para comprender cómo y por qué los caballos se descomponen en las carreras han hecho que las carreras de caballos sean un deporte más seguro que en años anteriores; sin embargo los fallecimientos siguen ocurriendo.

En 2008, 231 caballos murieron durante las carreras o el entrenamiento, en comparación con 162 la última temporada de carreras.

La tasa de mortalidad más baja es una buena noticia para un deporte que, reniega el sentimentalismo a pesar de que la mayoría de las personas lo son.

Para Bruce Corwin, homónimo y ex propietario de Bruces Dreams, las carreras de caballos le permitieron honrar y recordar a sus padres, que también eran dueños de caballos de carreras. A través de Remember Dorothy y, más tarde, Bruces Dream, ambos caballos blancos, Corwin sintió que su madre vivía. Se refiere a Bruces Dream como el bebé de su madre y recuerda con entusiasmo la emoción de sus días de carrera.

Estos son sólo algunos de los caballos que numerosas fundaciones recogen después de las carreras para evitar que sean sacrificados. Algunos de los dueños de los establos, luego de que sus campeones logran sobrevivir a las carreras sin lesiones de gravedad, permiten a sus animales disfrutar del resto de su vida pastando en paz; dedicándose cariños y atenciones, pero esta es la excepción, no la regla.

Algunos otros campeones son utilizados por algunas fundaciones como forma de terapia para personas con problemas emocionales, sobre todo niños; que al acercarse ante tal imponente animal se abre emocionalmente y logra sobreponerse a las situaciones personales que le afectan.

Ciertamente, todos amamos un paseo a caballo, amamos cepillarlos y mimarlos tal como lo hacemos con nuestros perros o gatos. Ellos son una compañía y un apoyo en muchas tareas; pueden incluso ser deleite y admiración en las carreras; mientras seamos responsables y no los llevemos al extremo y los desechemos una vez que no nos sean útiles.

Hay que seguir presionando y monitoreando las actividades donde los caballos son puestos a pruebas de exigencia, sean carreras o saltos. No se merecen ser abusados como lo suelen ser.

Aunque la cancelación de un reciente concierto en la venidera edición del Melbourne Cup por parte de Taylor Swift ante la presión de los grupos de defensa de los animales, parece ser el resultado directo de estas protestas; no es más que un gesto ante las reales acciones que debemos hacer para cambiar esta situación. Y como se hace con los perros de raza Galgos, que luego de las carreras son puestos a cuidado de personas dispuestas a adoptar, los caballos de carrera también pueden ser adoptados.




5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios