pan integral

Los cereales integrales, ¡Piensa y aliméntate fuera de la caja!

Mucho se habla del beneficio de consumir cereales integrales, pero ¿sabes en realidad qué son?

Los cereales son gramíneas cuyos granos son esenciales para la alimentación del ser humana desde la época de los primeros hombres. Siempre constituyeron parte de la dieta humana, al punto tal que nuestra dentadura evolucionó perfectamente para moler los granos y digerirlos en su estado natural.

En las dietas Paleo, inclusive, uno de los componentes esenciales junto con la proteína de la carne, es el cereal, por entender que contiene fibras esenciales para la regulación de muchos procesos internos del cuerpo humano. Sin embargo, con la industrialización de los alimentos, y la necesidad de masificar y facilitar el acceso del consumidor a éstos, los cereales fueron procesados, y añadidos edulcorantes artificiales y otros elementos para hacerlos de rápido consumo. Sí, !hablamos de los cereales de caja!

Los cereales integrales en realidad, son los cereales en su estado más natural y completo posible. Es decir, con sus 5 componentes íntegros: germen, testa, aleurona, gluma y albumen. En ellos se encuentran los minerales, vitaminas y fibras completos que la naturaleza tardó millones de años de comprimir para nuestra salud.

Cuando la industria alimenticia refina los granos del cereal, elimina las capas exteriores de éstos, y al hacerlo elimina la fibra del germen, y las grasas saludables que el cereal tiene que ofrecer. Sin embargo, no todo es negativo; esta tendencia de vuelta a lo orgánico y natural ha hecho retroceder a la industria alimenticia, incluyendo de nuevo el grano entero en sus cajas, aportando de nuevo los beneficios que ellos aportan a nuestra salud:

Fibra. La fibra es esencial en nuestra dieta, ella acelera el ritmo de nuestro sistema digestivo, es un detoxificante natural, pues arrastra de forma rápida todas las toxinas de otros alimentos que quedaron acumuladas en nuestros intestinos, evitando que éste las reabsorba. En el proceso de digestión se une a la grasa de forma tal que elimina la mayor parte de ella, teniendo el cuerpo que recurrir a los depósitos de grasa restantes y por ende, ayuda a adelgazar. Así mismo, la fibra da una sensación de saciedad que evita que saquees el refrigerador a cada rato.

Carbohidratos. Contiene carbohidratos complejos, los cuales son beneficiosos para tu organismo, no solo porque te dan energía, sino que por ser complejos, la forma en que tu cuerpo los procesa es lenta, regulando la producción de azúcares y por ende, evita que tus índices glicémicos se alteren abruptamente.

Antioxidantes. Gracias a la concentración de vitaminas y minerales (vitaminas, B, C, E y minerales como calcio, magnesio, hierro, potasio; entre otros), evita la proliferación de radicales libres, elementos que oxidan tus células y pueden conducir a que estas envejezcan, o peor aún, se degeneren en células cancerígenas.

Sin embargo, los cereales, si eres intolerante al glúten, contienen importantes proporciones de éste. Por lo que si eres celíaco, debes eliminarlos de tu dieta; así como alimentos que son producidos a partir de estos como las harinas, pastas y pan. Aunque en el mercado existen ya sustitutos que permiten que siendo intolerante, hasta una rica pizza puedas disfrutar.

Lo último, y no menos importante. Los cereales de caja, aunque han vuelto a lo integral en una proporción importante, contienen fructosa, que no es más que un edulcorante industrial que no favorece tus índices glicémicos y es fundamentalmente un endulzante químico que deja rastros tóxicos en tu sistema digestivo.

Piensa fuera de la caja, vuelve a lo orgánico, natural e integral. Compra granos completos en tu supermercado y tienda naturista.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

Lee también...