fbpx
axilas

¿POR QUÉ LOS DESODORANTES NO SIEMPRE FUNCIONAN EN LA PUBERTAD?

Datos de un equipo de investigadores, señalan que la causa del mal olor en las axilas de los jóvenes, radica en la microbiota cutánea

De acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en México existen 10.8 millones de adolescentes1, de los cuales seguramente una gran cantidad no se explica por qué su desodorante no le funciona adecuadamente.


Al respecto, un equipo de investigadores asiáticos que decidieron estudiar la causa de malestar para los adolescentes, descubrieron que el secreto radica en la diversidad de las especies que componen la microbiota cutánea, responsables de los malos olores, pero sobre todo, la influencia de ciertas especies. 2
Se sabe que en general la pubertad inicia entre los 8 y 13 años en las niñas, mientras que en los niños comienza entre los 9 y 15 años. Entre los cambios que trae la adolescencia están: crecimiento de vello en lugares donde no tenían, cambios en la complexión del cuerpo; crecimiento de senos en las niñas, y del pene y testículos en los niños, inicia la transpiración con cambios de olor (sobre todo en las axilas), por mencionar algunos
Tomando el tema de los cambios de olor, se sabe que se genera por la degradación bacteriana de componentes naturales en la transpiración, producida por las glándulas sudoríparas; sin embargo, hasta el momento no se tenía claro cuáles eran las especies que forman parte de la microbiota cutánea implicadas en el “mal olor”.
Para indagar más en el tema, los investigadores reclutaron a preadolescentes (5-9 años) y adolescentes (15-19 años), en los que se analizaron muestras de sudor producido en las axilas, nuca y cráneo: una hora después de la ducha, tras un esfuerzo y después de 7 horas.3
Al finalizar el estudio, como se esperaba los adolescentes emitieron en todo momento un olor más fuerte que los preadolescentes, sobre todo en las axilas; en estos últimos, se percibió un olor más agrio, mientras que en los adolescentes predominó el olor a azufre. El principal descubrimiento fue el papel crucial que tienen los Staphylococcus (microorganismos que se encuentran en la piel de todas las personas) en el olor corporal de los jóvenes, sobre todo por Staphylococcus epidermidis, encargado de desprender el olor a azufre en las axilas, debido a la producción ácida de esta bacteria. 4
De acuerdo con los científicos, la transformación de una sudoración agria en los preadolescentes, a una azufrada en los adolescentes, se debe a la reorganización de las especies que se produce dentro de la microbiota cutánea durante la pubertad, es decir a los cambios en la composición de la microbiota cutánea; descubrimiento que podría orientar a la fabricación de desodorantes adecuados para esta etapa. 5
Finalmente, la sudoración del cuerpo es uno de los miles de elementos vinculados a la microbiota, en este caso aquella que se encuentra en la piel. Para conocer más sobre los padecimientos en adolescentes y cómo tratarlos, el Biocodex Microbiota Institute ha creado un portal donde comparte información e investigaciones actuales y certificadas.

Fuentes:

  1. Fondo de Población de las Naciones Unidad (UNFPA)
  2. Biocodex Microbiota Institute
  3. Biocodex Microbiota Institute
  4. Biocodex Microbiota Institute
  5. Biocodex Microbiota Institute

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.