fbpx
energias limpias

Reforma energética, ¿por qué debería promover el uso de energías renovables?

Las energías limpias sufren derrota ante los intereses privados en México

El pasado 17 de abril, la reforma energética del gobierno federal fue rechazada por el congreso de México, luego de no obtener los 336 votos a favor necesarios para obtener la mayoría calificada.

Entre la discusión sobre esta reforma energética hay diversos temas que se han tratado durante estas semanas, pero un punto importante a destacar es el favorecimiento a las energías sucias, es decir, aquellas que generan un grave impacto ambiental, como ocurre con la extracción de hidrocarburos.

Actualmente, en México, las energías limpias representan el 25% de la electricidad generada en el país; cifra que debe aumentar a 35% para el 2024 para cumplir con la Ley de Cambio Climático de 2013, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).
Sin embargo, el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional 2020-2034 reconoce que no será posible cumplir con esta meta, pactada por México en el Acuerdo de París en 2015. No es la primera vez que no se cumple esta meta, pues en 2018 se esperaba que el porcentaje de energía limpia generada debía ser de 25%; sin embargo, en 2018 este porcentaje se ubicó en 23.18%.

Si bien México se encuentra en plena transición energética, es necesario que el Gobierno Federal apueste y promueva el uso de energías más amigables con el medio ambiente, comenta Miguel Ángel Santinelli, director de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac.

¿Pero qué son las energías limpias?

También llamadas renovables, verdes o sostenibles, son todas aquellas energías que se obtienen a partir de fuentes que no se agotan. Otra de sus características es que sus emisiones o residuos son mínimos en comparación con las energías sucias.

Las energías limpias tienen múltiples beneficios: contribuyen a la lucha contra el Cambio Climático debido a que durante su producción no emiten Gases de Efecto Invernadero (GEI), ayudan a disminuir enfermedades relacionadas con la contaminación, reduce la incertidumbre económica porque son recursos inagotables, a diferencia de las energías a base de combustibles fósiles.

Entre las energías limpias destacan la eólica, la solar, la geotérmica, la hidráulica y la oceánica. Santinelli agrega que México tiene un gran potencial energético en este rubro, pues se trata del cuarto país a nivel mundial en incidencia solar y el tercero en fuentes geotérmicas.

Sobre todo, con ésta última, nos comenta que es la gran oportunidad de México, al ser un país rodeado de volcanes. «La energía geotérmica es una fuente de energía limpia, con impactos ambientales comparables a los de la energía solar e hidráulica, que, en conjunto, resultan más amigables con el medio ambiente que la extracción de petróleo».

Otro punto importante por el que, al promover los sistemas de energías limpias en el país, se puede obtener una soberanía energética nacional, que mantenga controlada la producción y costo de energía eléctrica en México.


Acerca de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac:

La Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México, es Líder en la formación profesional de personas y organizaciones en materia de Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable a nivel nacional e internacional, siendo la única facultad de responsabilidad social en el mundo. Nuestros egresados son líderes con una sólida formación humana pero también, con amplia formación en responsabilidad social, que desde cada uno de sus ámbitos de actividad, impulsan acciones para que México crezca sustentablemente.

Please follow and like us:
error0
fb-share-icon0
Tweet 5k

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.