quinoa

Quinoa, una alternativa al arroz y sin glúten.

La quínoa es orgullosamente andina.

Desde tiempos precolombinos este pseudo cereal, que aunque no es una gramínea, se usa como tal, ha provisto a los indígenas de nuestro continente de una rica fuente de nutrientes fáciles de digerir por no contener gluten

El gluten es una proteína contenida en muchos alimentos como el trigo, que es de difícil procesamiento y absorción por las enzimas de nuestro cuerpo en el intestino. Y es que el gluten, para los miles de años que tardamos en evolucionar a lo que es el hombre moderno, es una proteína relativamente nueva, y el cuerpo aun no se adapta a ella. Aun más, nuestro sistema inmunológico aún la detecta como un patógeno, y activa las defensas del sistema inmunológico para atacarla.

Es por ello que la quínoa está de nuevo tomando preponderancia en la dieta de las personas celíacas; ya que además es una fuente increíble de proteínas de hasta un 50% más que otros cereales, con un bajo índice glicémico y líbre de gluten, por lo que es ideal no sólo en la dieta de los celíacos, sino de las personas con diabetes también.

Para los veganos, es un alimento rico en almidones, vitaminas y minerales. Contiene vitaminas del grupo B, C y E, a la vez que mucho fósforo, potasio, magnesio y calcio.

Aporta un beneficio adicional para el control del colesterol, ya que sus fibras vegetales ayudan a reducir su índice en el cuerpo. Esas mismas fibras ayudan a regularizar los procesos digestivos, a la vez que proporciona una sensación de saciedad que ayuda a controlar la ansiedad de comer y por ende, te ayuda a rebajar de peso.

Como cocinarla?

A diferencia del arroz, la proporción de agua/quínoa es de 3x1.

Debes lavarla primero con agua fría, y eliminar así la saponina, sustancia jabonosa que se forma al enjuagarla, y que puede resultar un poco tóxica al estómago.

Luego de ello, puedes cocinarla con agua por unos 12 a 15 minutos hasta que veas que los granos se inflan a casi dos veces su tamaño en seco, y se ponen blancuzcos. En lo personal, me gusta prepararla simple con un poco de ajo, cebolla, sal y un toque de aceite de oliva.

Si deseas una textura crujiente, y un aroma un poco más a nuez, deja tostar un poco más la quínoa.

En nuestra sección de recetas puedes buscar deliciosas ensaladas de quínoa e incorporarla a tu dieta.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under gluten quinoa

Lee también...

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios